Juego de Tronos

Prometo que a partir de ahora cuando Fer me recomiende un libro, no dejaré pasar ni 24 horas antes de ir a por él. Hace unos años me recomendó Olvidado Rey Gudú, de Ana María Matute, y me hice tanto de rogar que me lo acabó regalando él. Lo disfruté como un enano, claro. Desde el año pasado (o puede que incluso antes) ha estado recomendándome Juego de Tronos, el primer libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, de George R. R. Martin y, aunque esta vez no me lo ha tenido que regalar él, también he tardado demasiado en comprarlo… que no en leerlo.

Y es que Juego de Tronos (A Game of Thrones) es de esos libros que no puedes soltar hasta que lo terminas. De esos que hacen aparecer ojeras y legañas por las mañanas, de los que hacen que se te olvide hacer algo importante y hasta de esos que hacen que tengas ganas de coger el metro para poder leer hasta casa. Así de bueno es.

El libro nos cuenta la historia de varios personajes con vidas entrelazadas en un reino fantástico en el que las estaciones pueden durar años. Cada capítulo se centra en uno de los personajes y así, poco a poco, vamos viendo avanzar el complejo argumento.

Por un lado tenemos a los miembros de la familia Stark, señores de Invernalia, uno de los antiguos reinos del norte. Todos esos reinos están ahora gobernados por el rey Robert Baratheon, amigo de Ned, el patriarca de los Stark. Hace 15 años, Ned y Robert lucharon hombro con hombro para derrocar a los Targaryen, la familia que gobernaba en ese momento. La historia arranca cuando el rey y su corte viajan a Invernalia y el rey le pide a Ned que se convierta en su Mano, un título honorífico que se da al segundo hombre más importante del reino. La anterior Mano, Jon Arryn, ha muerto recientemente en extrañas circunstancias.

Ned acepta el cargo muy a su pesar y viaja a la capital, Desembarco del Rey, para ejercerlo acompañado de sus hombres de confianza y de sus dos hijas: Sansa y Arya. Su esposa Catelyn y sus hijos Robb, Bran y Rickon se quedan en Invernalia. Jon Nieve, hijo bastardo de Ned, se incorpora a la Guardia del Muro, una orden monacal de guerreros que protegen la barrera que separa el mundo “civilizado” de las tierras salvajes del norte.

En Desembarco del Rey, Ned empieza a investigar la muerte de su predecesor y acaba averiguando más de lo que le hubiese gustado sobre la vida en la corte de su amigo Robert y sobre los tejemanejes de la casa Lannister, a la que pertenece la reina Cersei.

Mientras todo esto sucede, los dos últimos herederos de la casa Targaryen, los jóvenes Daenerys y Viserys, malviven en las Ciudades Libres. El cruel Viserys arregla la boda de su hermana con el líder de las tribus bárbaras, un temible guerrero llamado Khal Drogo. El bárbaro le ha prometido hombres para luchar contra los que le arrebataron el trono a su padre, pero las cosas no saldrán exactamente como él querría.

 Juego de Tronos es sin duda un libro de fantasía, pero a diferencia de otros títulos del género, su principal atractivo no radica en lo sobrenatural o en gestas extraordinarias, sino en la psicología de todos los personajes que pasan por sus páginas y en sus múltiples conflictos internos. El hecho de que cada capítulo se centre en uno de ellos nos permite llegar a conocerlos y a cogerles cariño.

Personalmente, también me resultan interesantes las múltiples conspiraciones y juegos de poder que se dan en el argumento y ver cómo cada elección o cada error (como confiar en la persona equivocada o estar en el peor sitio en el momento más inoportuno) acaban convirtiéndose en los catalizadores de nuevos acontecimientos.

De momento ya he pedido a The Book Depository los tres libros siguientes que se han editado:  A Clash of Kings, A Storm of Swords y A Feast for Crows. Los dos primeros ya han aparecido en España bajo los títulos de Choque de Reyes y Tormenta de Espadas. Aparte de estos, hay tres libros más en camino: A Dance with Dragons, The Winds of Winter y A Dream of Spring. Lo que no sé es cómo aguantaré hasta que me lleguen las secuelas…

Para acabar os dejo con el blog de Guillem H. Pongiluppi, un artista barcelonés que ha dibujado su particular visión de algunos personajes y escenarios de los libros. No es perdáis sus ilustraciones, son una pasada.

10 comentarios a Juego de Tronos

  1. Kaworu says:

    Tendre que leermelo me apetece algo diferente a lo que suelo leer.

  2. Te aseguro que te gustará.

  3. Miel Asoiaf says:

    “Canción de Hielo y Fuego” es solo comparable al “Señor de los Anillos”. Es cierto que son diferentes, pero ambas son las mejores sagas. Ambas se merecen el puesto numero uno. Claro que CdHyF todavía no terminó, habrá que ver, pero ¿¿en qué cabeza cabe la idea de que GRRM le de chochera justo ahora que “el final se acerca”???

    Cita: “Y es que Juego de Tronos (A Game of Thrones) es de esos libros que no puedes soltar hasta que lo terminas.”

    Tal cual lo has dicho… no puesdes dejar de leer, tenés que saber que pasó!!! es genial! para colmo, están esos adelantos que publica GRRM, que no hacen más que aumentar las ganas de seguir leyendo!!! XD

    PD: Para los que no conocen el localismo: chochera significa que le falle la mente, que se ponga tonto.

  4. Fer says:

    Je.

    Je.

    Si es que soy listo y tengo buen gusto y mis recomendaciones son la hostia.

    (tampoco tengo abuela)

  5. Pingback: El Desafío Digital | [Crítica] Windhaven

  6. Pingback: El Desafío Digital | [Crítica] El trono de huesos de dragón

  7. Pingback: Novedades sobre la serie de Juego de Tronos | El Desafío Digital

  8. Pingback: Emilia Clarke, nueva Daenerys | El Desafío Digital

  9. Pingback: Primer tráiler de Juego de Tronos | El Desafío Digital

  10. Pingback: A Game of Thrones: Genesis | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>