La brújula dorada

La brújula dorada es una película algo infantil pero dentro de la fiebre surgida estos últimos años por este tipo de películas (Las Crónicas de Narnia, Los 6 signos de la luz, Eragon…) es de lo mejorcito. Este género centrado en las aventuras con personajes animales fantásticos y con el mundo medieval como punto de encuentro, empuja con fuerza y también se está dando en la literatura (todas son adaptaciones de novelas) a manos de escritores/as cada vez más jóvenes. Es curioso ver a niños/héroes interpretando diálogos infantiles y a (SPOILER) un oso arrancándole la mandíbula a otro de un zarpazo. No nos engañemos, lo que más triunfa entre los jóvenes es esto último, la violencia.

La brújula dorada es la historia de una niña de 12 años que hará un largo viaje para intentar salvar a un amigo. En el camino se encontrará con todo tipo de extrañas criaturas, brujas y otros personajes de un universo paralelo… donde las almas humanas toman la forma de compañeros del género animal.

Lyra Belacqua sabe que hacer lo que te dicen en lugar de hacer lo sientes está bien pero puede tener resultados muy diferentes. Lyra pertenece a un mundo que es uno de muchos mundos paralelos: mundos no vistos, dimensiones intangibles donde la humanidad se desarrolla con sutiles diferencias. Ella va a todas partes con su daimonion, un pequeño animal siempre cambiante, llamado Pantalaimon. En otros mundos, el alma reside dentro del cuerpo de las personas, oculta y en silencio. En el suyo, el daimonion es un compañero de por vida. Pero el mundo de Lyra está cambiando. El supremo cuerpo de gobierno llamado el Magisterium está apretando sus garras contra la población, su oscura maniobra ha dado lugar a una erupción de secuestros de niños a cargo de una fuerza misteriosa llamada los Gobblers.

La brújula dorada es una adaptación al cine del famoso y premiado libro Luces del Norte, de Philip Pullman, es la primera parte de la trilogía La Materia Oscura y está dirigida por Chris Weitz. Interpretada entre otros por Nicole Kidman y Daniel Craig, esta película es entretenida aunque como ya he dicho infantil, lo que la hace un producto perfecto para jóvenes entre 12 y 16 años pero desaconsejable para el resto.

Dos cosillas más, una buena y una mala: es un calco de Crónicas de Narnia (la mala) y ha despertado las iras de la iglesia católica (la buena, la hace más interesante).

4 comentarios a La brújula dorada

  1. irisar says:

    Le tengo ganas a la película, aunque me asusta eso de que es infantil, la obra de Pullman aunque está pintada como si fuera un cuento para niños al final es una obra bastante adulta (las críticas a la iglesia, a la sociedad mercantilizada, los referentes filosóficos…).

    Y en cuanto a su parecido a Las Crónicas de Narnia, con solo decir que Pullman siempre a odiado a Lewis y sus obras…

  2. A mí la película me llama, pero no he leído las novelas de Pullman y soy de los que prefieren leer primero el libro y después ver la película.

  3. Kike Sierra says:

    Yo los libros no me los he leído, he visto las pelis, y son calcaditas, del mismo rollo.

  4. Fer says:

    A mí la peli me decepcionó bastante. Tengo que decir que los libros de Pullman me fliparon desde la primera página (mi favorito es el segundo), pero todo lo que me gustó de los libros falta en las películas. Sí, está la ambientación, los protagonistas estupendamente caracterizados, pero todo ese trasfondo serio falta en la película y sin él, pues queda lo que ha quedado, una película más que no tiene la magia que debería con un montaje bastante penoso, una banda sonora que da pena y UNA TRADUCCIÓN ABSURDA E INNECESARIA (que me exaspero…). Moraleja: Quedémonos con los libros de Pullman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>