La estela de Deulofeu

Cuando en el minuto 61 Gerard Deulofeu abandonaba el terreno de juego sustituido por Juan Muñiz, dejaba también atrás una estela de cambios de ritmo y cabalgadas firmes con el balón muy cerca de su bota derecha. Una concentración de juego que hizo muy dependiente a su equipo que, tras los típicos pases de transición, buscaba y volcaba buena parte de las acciones de ataque en este media punta, dos años menor que la mayoría de compañeros y rivales.

La orfandad del equipo de Ginés Meléndez, tras la marcha del incipiente crack del Barça, tardó unos minutos en subsanarse. La España Sub-19 de este europeo de Rumanía necesitó de un nuevo gesto convincente para sentirse realmente superior –además, había jugado buena parte del encuentro con uno más por la expulsión del portero belga-.

Era el debut, o el redebut. El partido debió jugarse un día antes (el pasado miércoles) pero una oscura tormenta sólo permitió que se disputase un escaso cuarto de hora en el que los nuestros ya ganaban con gol del madridista Morata. Por esa extraña interpretación del reglamento, y gracias a que los belgas se negaron a volver a jugar tras la lluvia, las dos selecciones se debían ver las caras de nuevo un día después e iniciándose la contienda con empate a cero. Algo que finalmente no importó, el hambre hacía temblar los dientes de los jóvenes de La Rojita.

Arrancaron bien dispuestos, Pardo y Álex al mando, distribuyendo balones fáciles a Deulofeu y Juanmi en los costados. A poco del inicio ya se vio que el catalán tenía una de sus muchas tardes, mirando a la frente a los rivales y arrancando por alguno de sus costados como un relámpago y como lo que es, uno de los jóvenes más talentos que ha visto esta categoría en toda la historia del fútbol europeo (el tiempo y su cabeza nos dirá más de su porvenir).

Una sucesión de acciones eléctricas del gerundense, distintos remates de sus compañeros, la acción del penalti y expulsión del portero y tantas llegadas desaprovechadas. Así que, como suele ocurrir, esto hacía presagiar que Bélgica empataría en una de sus escasas llegadas y así fue. Paradójicamente, tras este suceso, al poco, Ginés decide retirar al enganche adaptado al extremo e incorporar al zurdo Muñiz.

El canterano del Sporting de Gijón es uno más de la “infinita” lista de jugadores nacidos en 1992 que podrían aparece en esta convocatoria. Hasta este europeo, el interior había contado para entrenamientos oficiales pero, como muchos otros, no había disputado ningún campeonato oficial con la selección. Y su entrada al campo, en los primeros cinco minutos, apenas se hizo notar.

No hablamos de un jugador rápido y, en su estilo, tampoco abusa de la conducción, pero tiene una zurda afilada. Pasados cinco minutos, en una de sus primeras intervenciones manda una rosca espectacular desde la izquierda que sólo tiene que empujar Paco Alcácer, a media altura, con el interior de la bota.

La primera muestra de su repertorio quedó mal cuando nos mostró su especialidad.

A España le convenía hacer un gol más. Hoy se enfrenta a Serbia y, por aquello de los goles a favor, en el partido del pasado jueves debía buscar un tercero que le diese cierta ventaja psicológica para este segundo encuentro. Pero hubo que esperar hasta el 91 y valió la pena.

Conociendo sus características, uno se puede imaginar que Muñiz esperó el momento preciso, hasta recibir la pelota a unos treinta metros del área, no demasiado escorado, y cargar el empeine de su zurda. El resultado, tan sorprendente para los espectadores como conocido para él, fue una sacudida a la red, casi a la altura de la escuadra.

El chico que tenía la difícil misión de sustituir el gran volumen de juego que crea Deulofeu se bastó con golpes de tobillo para trascender. Para terminar y, cómo no, a un toque devolvió una pared a Morata que definió de interior y así, el madridista, vio refrendada su también meritoria actuación de la tarde.

Meléndez encuentra una vez más muchas posibilidades para matizar el juego de ataque que se proyecta desde la federación. Aunque la celebración del Mundial Sub-20 de Colombia coincida en fechas, la confección de una lista alternativa para la Euro Sub-19 no supone un quebradero de cabeza y sí un placentero ejercicio. Hay muchas alternativas a día de hoy (otra cosa será el ingreso en el profesionalismo de muchos de estos jugadores) y la mayoría de nivel, para poder competir por los títulos.

A partir de las 20:00 (Cuatro), España tiene su segunda cita en la carrera frente a Serbia, una selección que demostró mucho físico y oficio para derrotar a la interesante Turquía. Los goles dan cierta ventaja a los nuestros, algo, de todos modos, que ya deben ir olvidando para no bajar ni un ápice el buen nivel competitivo mostrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>