La expedición perdida de Sir John Franklin

franklin

Últimamente tengo entre manos El Terror, una de las últimas novelas del estadounidense Dan Simmons, autor de los Cantos de Hyperion. La novela, que ya analizaré en su momento, toma como punto de partido la expedición realizada a mediados del siglo XIX por Sir John Franklin que pretendía encontrar el paso del noroeste que conecta el océano Atlántico y el Pacífico.

La expedición de Franklin salió de Inglaterra en mayo de 1845 con 128 hombres divididos en dos barcos: el HMS Erebus, capitaneado por el propio Franklin, y el HMS Terror, liderado por el irlandés Francis Crozier. En agosto de ese mismo año se vio a los barcos por última vez.

Tres años después, el Almirantazgo se decidió a enviar una nueva expedición en su busca y las sucesivas investigaciones, que han llegado hasta nuestros días (la última se inició en agosto del año pasado), han ido componiendo un mosaico bastante exacto de lo que ocurrió a los integrantes de ambas tripulaciones.

Se sabe con certeza que la expedición pasó el invierno de 1845-46 encallada en la Bahía de Baffin. Tres hombres murieron allí y sus tumbas fueron encontradas después en la Isla de Beechey. Con el buen tiempo (teniendo en cuenta que hablamos de temperaturas de entre 30 y 50 grados bajo cero) los barcos pudieron zarpar de nuevo, pero volvieron a quedar atrapados por el hielo cerca de la Isla del Rey Guillermo en septiembre del 46.

En abril de 1948, después de un año y medio en el hielo y de perder a 24 hombres por diversas causas, los supervivientes decidieron abandonar el barco a la desesperada para tratar de llegar hasta Canadá. Para entonces, John Franklin llevaba casi un año fallecido.

Los restos humanos encontrados y los testimonios de algunos nativos Inuit han revelado que los hombres estaban en muy mala condición física. No iban bien equipados para luchar contra temperaturas tan bajas, su alimentación era deficiente, lo que derivó en casos graves de escorbuto, y además sufrían una grave intoxicación por plomo.

Según parece, la comida enlatada que representaba la mayor parte de sus provisiones no estaba bien soldada y se pudrió antes de poder comerla. Además, las soldaduras estaban hechas con plomo. Algunos de los huesos encontrados mostraban señales claras de canibalismo, lo que nos permite hacernos una idea de la odisea por la que pasaron estos hombres.

Si os interesa el tema, os recomiendo una lectura reposada de esta sección de la Wikipedia y, por supuesto, leer El Terror. Aunque Simmons se toma las licencias que cabría esperar y añade algunos elementos sobrenaturales, se nota que se ha documentado muy bien.

04
feb 2009
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS 2 comentarios

2 comentarios a La expedición perdida de Sir John Franklin

  1. Kaworu says:

    Joder que bien preparados iban los ingleses, escorbuto y todo xD.

  2. jose yalan says:

    soy un interesado de obtener datos del aexpedicion de franklin. tambien deseo saber donde puedo adquirir la obra de dan simmons 2el terror” gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>