La libertad bajo llave

El neumático no pinchable está guardado bajo llave en alguna caja fuerte. Mientras tanto y por esa misma razón mueren al año miles de personas. Ya se inventaron las lavadoras irrompibles, pero ningún fabricante se atreve a ponerlas en el mercado. Hace ya tiempo que un tío creó unas medias que no sufren carreras, pero una importante marca de pantis compró la patente por un dineral con el único objeto de destruirla. El lobby del petróleo concentra todos sus esfuerzos en retrasar la expansión del coche eléctrico, de lo contrario estos automóviles ya estarían circulando por todas las calles; Mientras tanto la tasa de monóxido de carbono aumenta a un ritmo vertiginoso y esto provocará cientos de desastres naturales en los próximos cincuenta años. La pasta de dientes es un producto inútil ya que toda higiene dental radica en la mera acción de cepillárselos y el dentífrico solo sirve para refrescar el aliento. Los detergentes líquidos son intercambiables, en realidad la máquina efectúa toda la operación de lavado. Los cd’s se rayan tanto o más que los vinilos. El papel de aluminio está más contaminado que el amianto. La fórmula de las cremas solares no ha variado desde la segunda guerra mundial; Protege de los rayos UVB, pero no de los rayos UVA. Estamos condenados de todos modos al cáncer. De hecho si la gente pudiera vivir hasta los 150 años y no enfermara hasta esa edad, todos moriríamos de cáncer. Algún día todo el mundo morirá asesinado o de cáncer…

Lo más parecido a una sincera acción de bondad que parecemos conocer es la de que el imbécil de David Bisbal se corte el pelo en un videoclip para protestar por los 300.000 niños que combaten activamente en la lucha armada. Generación de Publicity y RSC a través de una estudiada campaña de Marketing. Todos ganan. Todos menos los niños muertos.

Nestlé realizó también numerosas campañas para distribuir leche en polvo entre los recién nacidos del Tercer Mundo. Esa acción supuso millones de muertos porque los padres la mezclaron con agua no potable. No tenían nada más a su alcance y nadie les dijo qué debían hacer, todo el presupuesto de comunicación se invirtió en publicidad en el Primer Mundo. Pero lo verdaderamente importante es que la multinacional tiene registrada parte de la palabra felicidad. Dentro de poco todos diremos “Qué Nestlé parecen estar los niños” cuando ojeemos un libro de la chiflada de Anne Geddes en la que salgan decenas de bebés disfrazados de insectos u hortalizas.

Cuando Pepsi se apropie del color azul, en cuya acción concentra todos sus esfuerzos, miraremos al cielo e instintivamente iremos a la nevera a refrescarnos con esa genial bebida con sabor a edulcorantes.

Bukowski tiene razón cuando dice que el capitalismo ha sobrevivido al comunismo y que ahora se devora así mismo. De hecho, todos hemos sobrevivido a los pecados de las anteriores generaciones y ahora los nuestros nos destruyen a nosotros. Mañana destruirán a nuestros hijos. Empleamos nuestra libertad de tal manera que renunciamos a ésta, ¿se puede considerarnos por ello menos esclavos? Lo más cerca que estaremos de ella es cuando la estemos buscando. Lástima que cuando estemos saboreando la verdadera esperanza de encontrarla, cuando la sintamos con las yemas de los dedos vendrá alguien que nos la quitará para meterla en una caja fuerte.

20
ene 2009
AUTOR
SECCIÓN Opinión
COMENTARIOS 4 comentarios

4 comentarios a La libertad bajo llave

  1. Fer says:

    Los pelos como escarpias y escalofríos por todo el cuerpo.

  2. Fer says:

    ese crack, Javi!! pues discursos como estos me he tragado yo cada semana yendo al ex-curro con este personaje en el coche jajaja
    un placer!

  3. Kike Sierra says:

    Para mí también ha sido un placer dormirme en la parte de atrás :-)

  4. Javi Jimeno says:

    Ya te veo, Kike, yaciendo en las ruinas del Rockefeller center, cuando se lleven ropas de cuero que duren toda la vida, se trepe por cepas gruesas como mi muñeca que envolverán el edificio Sears y cuando se mire hacia abajo y se vean figuras machacando maíz, colocando tiras de venado en el arcén de alguna autopista abandonada…Entonces desearás haber escuchado mis palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>