La tiranía de la audiencia

Esta noche he visto el que aparentemente será el último episodio de Journeyman. Pese a su evidente calidad, la serie no ha tenido los datos de audiencia que hubiese querido la NBC y parece que no habrá una segunda temporada. Es una auténtica pena porque la serie empezó muy bien y ha ido a más desde el principio. En el último episodio de la primera temporada, que tenía un cierto sabor a despedida, se dejan abiertas algunas posibilidades muy interesantes que finalmente nos quedaremos sin ver.

No sé si el hecho de que una buena serie termine de este modo es un problema de exceso de oferta, de falta de promoción o de qué, pero es una putada que se repite demasiado a menudo. Basta con recordar el ejemplo de la gran Firefly. Desde esta humilde tribuna sólo me queda dar las gracias a los creadores de la serie y a sus intérpretes por haberme entretenido mucho durante esta breve primera temporada y esperar que el proyecto se acabe salvando de una forma u otra.

25
ene 2008
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>