La última valoración

Bojan, Jeffren y Thiago son portada de deportes en Cataluña porque, supuestamente, entrarían en las operaciones para incorporar nuevos activos al Barça. Entramos en unos meses en los que todo tiene mucho de mentira y poco de verdad, en el mercadeo que se dispara y que atrae a buena a parte de la afición. Pero que nadie olvide que  la competición no ha parado.  España se juega estar, después de doce años, en unos Juegos Olímpicos.

Y da la casualidad de que los tres nombres que abren el artículo no han dicho la última palabra. Es cierto que la competencia en su club es alta y que seguramente no todos entran en el mismo paquete de negociación, porque ni desde dentro o fuera del club se les valora igual. Pero la inversión que parece que va a realizar el Barcelona puede (sería de necios no valorarlo) añadir a la cantidad a depositar algún incentivo en forma de joven promesa, que – como ha dicho Cruyff en su último artículo de El Periódico-  abarate el coste.

Llegados a este punto, están  los que creen un error el desprenderse de los jóvenes valores, porque  entienden que la mejor época en la historia del club ha tenido una base fundamental en las categorías inferiores. Y aunque es cierto que todavía no cuentan con el bagaje de los titularísimos, es de esperar que el rendimiento con solvencia ya no esté muy lejano.

Pero también hay otra realidad. Al momento de importante excedente juvenil que se está dando en el club catalán se une una evidencia no menos cierta: hay que elegir, no todos van a poder jugar.

El privilegio de estar en el escaparate.

Desde el principio la competición ha servido para que el deportista se consolide. El jugador tiene que demostrar lo que vale y manteniendo una línea regular. En muchos de los jugadores que se van a enfrentar a partir del domingo al difícil reto de intentar ir a unos Juegos Olímpicos está casi tatuada la palabra promesa. Son futbolistas que hace mucho o no tanto se les valoró por tener algo diferente, pero la mayoría no lo muestra con asiduidad. Es más, en algunos casos a cuenta gotas y acompañados de demasiadas voces críticas.

El Europeo Sub-21 es un torneo a caballo entre el profesionalismo y la inocencia de los torneos de inferiores. Muchos rivales son realmente carrasposos, no dejan respirar y las dudas, propias de futbolistas ante un paso tan determinante en sus carreras, hacen que el campeonato difiera visualmente de uno Sub-19.

Pero entre la confusión se puede ver una luz. La cita de Dinamarca no llega en un momento cualquiera. El equipo de Milla no acaba de transmitir una solidez que ofrezca claras garantías de éxito. Los chicos intentan juntarse en el terreno de juego como lo hace la absoluta, pero el campo se les hace grande, demasiadas veces. Es la falta de confianza y decisión. Sólo un gran reto y dar un puñetazo en la mesa puede hacer cambiar las reglas que van a imperar en las negociaciones en las que estos noveles se pueden ver inmiscuidos a corto plazo.

Se terminaron las competiciones de clubes en Europa y sus selecciones absolutas no volverán hasta agosto. Antes de que comience la Copa América, el Campeonato de Europa Sub-21 es una de las citas marcadas en el calendario. Un torneo corto y duro, por igualado (en principio). Pero que en pocos días puede hacer que a dos tipos como Özil y Khedira se les coloque en la parte de productos escogidos del escaparate. Hubo un antes y un después tras su triunfo en el Sub-21 de Suecia.

 

3 comentarios a La última valoración

  1. Jordi says:

    Otra cosa a valorar seria que tan necesarios son los refuerzos vs el riesgo de que se queden en el banquillo. Bojan, Jeffren…. no costaron nada (aparte, el coste de formacion). Pero traer a un delantero por 30 o 40 millones y dejarle sentado porque la tripleta de ataque del Barca ya esta asentada (Messi, Villa, Pedro), no se como se justifica. Normalmente los suplentes buscan irse a final de temporada. Pero si estas jovenes “promesas” siguen creyendo en si mismos, son los candidatos ideales para calentar banquillo, pues no van a crear alboroto (como minimo una temporada mas). Y por otro lado, siempre que han pisado cesped han cumplido, cosa que ya veriamos de Alexis Sanchez o Rossi.

  2. Jordi says:

    Por otro lado, si finalmente se sucede una carambola de cambios en la plantilla, otro tema a tratar es el del precio de los jugadores de la casa. El Barcelona, historicamente, casi siempre ha fallado miserablemente a la hora de sacar un precio justo de sus jugadores. Estoy seguro que si Bojan jugara en otro equipo su precio rondaria los 15-20 millones. Si metiendole con pinzas en una operacion nos abaratan 5, creo que aun estaran contentos. Este club no sabe vender, principalmente porque lo hace a destiempo: o demasiado jovenes o demasiado atropellados, pero nunca en su cuspide. Recordemos como se tuvieron que regalar a Rivaldo y a Ronaldinho, p.ej.

  3. Víctor Sancho Ferrer says:

    Es que la situación está bastante definida. Cuando tú vas a fichar una estrella emergente, póngase Neymar, Alexis, etc… El club de procedencia siempre te va a decir que ellos no quieren vender. Y si eres el Madrid o el Barcelona, te van a intentar sacar todo lo que puedan. Si se da el caso de que eres el Barcelona o el Madrid, puedes utilizar a los jóvenes con mucha proyección (que lo hay) para abaratar la operación, pero lamentablemente como estos dos clubes se mueven como elefantes torpes en estas operaciones los clubes vendedores no van a darles a los canteranos el valor real que tienen, porque no les interesa y porque, de alguna manera, también tienen la sarten por el mango. Siempre se dice que el jugador juega donde quiere, sí. Pero el año pasado Cesc movió todo para irse al Barça, y es muy posible que se acabe marchando, pero, evidentemente, habrá pasado un año y un buen puñado de euros. Los clubes de fútbol están todavía a años luz de lo que debieran ser. Todavía se llega demasiado tarde a operaciones que un par de años antes costarían mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>