Las emociones

Una pancarta evocadora destaca en uno de los fondos del campo habitual de entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas: “con orgullo y coraje, la victoria está asegurada”. Ruego y exigencia se funden en la esencia emocional del hincha, que vive de una respuesta y por eso la exige. Dicen que la del seguidor con su equipo es una relación para siempre, que nunca se acaba. Imaginando esos matrimonios longevos, puede que la del equipo con sus aficionados tenga también altibajos, pero la letanía encuentra su reacción en la continua metamorfosis de los clubes, para bien o para mal.

Dicen que muchos matrimonios, los no figurados, pasados unos años, apagan la llama y se dedican a vivir en la oscuridad, aunque alguien haya utilizado alguna vez ese lenguaje más propio del corporativismo para decir que “ellos dos se volvieron a reinventar”.

Tal vez todo se trate del anhelo por controlar algo, aunque sepamos que no vamos a controlar nada. Y tal vez de una banal costumbre por apoyarnos en algo. En alinearnos, rejuntarnos o unirnos por miedo a esa inseguridad, que no se sabe si tiene lógica, significado o cometido, como son las emociones. Por no hablar de algo de lo que no podríamos dar marcha atrás, lo haremos de algo tan banal como el fútbol.

Y dicen que fue un problema de paciencia. Un día alguien no encontró respuesta, tal vez no la pidió correctamente. Sin embargo, las alegrías que en un momento ese equipo le hubiera proporcionado no abarcaban el suficiente ancho para contener un vínculo eterno. Decisiones incongruentes, o tomadas desde la ignorancia o dejadez interesada, no compensaron el miedo a sentirse desvinculado, o simplemente a esa inseguridad que supone el posible descontrol de las emociones. Porque es posible que no podamos huir de ellas, pero sí dejarlas que vengan solas. Aunque, si fuera así, el fútbol, por lo menos esa cosa banal, no sería igual.

24
abr 2012
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>