Limpieza de mitos

Hoy la selección sub-21 ha salido de Módena con posibilidades (0-0), gracias a la fortuna, en el partido de ida para la clasificación del europeo de la categoría. Y nunca mejor dicho. Es hora de limpiar las mentes de mitos y otras excusas y reconocer que hoy la selección italiana ha impuesto su estilo a su homóloga española. Las clarísimas ocasiones falladas por los italianos al final del partido son mera anécdota, la realidad es que el equipo español fue más blando a lo largo del partido, sus jugadores más peligrosos tocaban el balón donde los italianos querían, lejos de zonas de peligro, y Kepa era una isla entre las azules elásticas azzurras.


Italia aguardaba muy junta, con mucho músculo y arriba siempre con suma concentración en su idea, Aquilani, Rosina y Montolivo se encargan de aprovechar lo poco que les cae con la máxima efectividad. Con este planteamiento España, como a lo largo de su historia, y ante un rival que le coloca en su lugar, se quedó entre dos aguas. Los nuestros no supieron imponer su presunto juego de toque, para más mérito de los transalpinos, ya que la alineación presentada por Saéz esta noche fue cuanto menos interesante. Pero le queda mucho trabajo para imponerse. Los Italianos tuvieron más claro su juego en todo momento, si hoy fueron defensivos, el próximo martes en Palencia cerrarán aún más sus líneas.

En el fútbol la verdadera calidad es la efectividad; Italia la busca con una enfermiza obsesión sin comprometerse con ningún tipo de concesiones estilísticas en muchas ocasiones. No perder nunca la concentración de las jugadas, ya sea primera, segunda o tercera. Haya rechace, rechace y otro rechace. Para eso hace falta gente con gran fondo, sacrificio y obediencia. No reniegan siempre del talento, aunque lo quieren muy arriba. Todos los jugadores italianos de calidad, incluso Rossi cuando entró en la segunda mitad, se posicionaron muy cerca del área para que su fútbol, cuando participaban, fuera en zona de peligro y con mala intención hacia nuestra portería. Por el contrario, un jugador como Silva tenía que esquivar piernas muy lejos del área. Pintado así parece que el sistema italiano es mejor que el utilizado por los nuestros, pero la única realidad es que un equipo demostró creer más en su juego y se impuso, tal vez, porque físicamente y profesionalmente son más rotundos. Aunque, curiosa ironía, no se llevaron el partido.

07
oct 2006
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>