Los olvidados

Los olvidados

Siempre hay entrenadores que tienen poca visto con determinados jugadores. Los marginan y dejan de contar con ellos, pero resulta que al final, por cosas del destino, se convierten en una pieza clave de sus esquemas. Es un fenómeno muy habitual en el fútbol pero no por ello deja de ser curioso. Los últimos casos sonados, por la relevancia informativa de sus clubes, son los de Iván Helguera y Javier Saviola. Ninguno de los dos contaba para Capello y Rijkaard respectivamente y en estos momentos son auténticos pilares de Real Madrid y Barcelona.

Ya he dicho que es algo que ocurre habitualmente. De hecho, Jorge Valdano insistió para que el club se deshiciese del delantero chileno Iván Zamorano, el que a la postre sería su jugador más valioso durante la temporada 1994-1995.

Al otro Iván, el cántabro, querían dejarle sin ficha este año. Le quitaron su número, el 6 que heredó de Fernando Redondo hace ya unos cuentos años, para dárselo a Diarra y sólo el propio jugador sabrá por qué se quedó en el Madrid. Poco a poco, Helguera fue adelantando en las preferencias de Capello a jugadores como Pavón, Bravo y Mejía y las lesiones de Cicinho y Salgado, que llevaron a Sergio Ramos de vuelta al lateral, le abrieron las puertas del once titular.

Desde ese momento, Helguera ha sido un fijo. Y es que sus actuaciones han estado al nivel de sus mejores épocas. Corta más balones que el laureado Cannavaro y sabe sacar el balón jugado con criterio. Para darle más jugo al asunto, las lesiones de los tres capitanes, Raúl, Guti y Roberto Carlos, han hecho que el ex de la Roma o del Espanyol luzca ahora el brazalete.

El caso de Saviola aún tiene más guasa. Desde el primer momento Rijkaard dijo que no contaba con él. El argentino aguantó un año entero en el Barcelona, pero al verano siguiente, tras los fichajes de Eto’o y Larsson, decidió irse cedido al Mónaco, donde tuvo actuaciones importantes. Volvió al Barcelona, pero Rijkaard seguía sin darle su confianza y estuvo cerca de irse cedido al Espanyol. Al final el famoso y polémico acuerdo entre Del Nido y Laporta le hizo recalar en el Sevilla, donde ayudó a que el club hispalense ganara la Copa de la UEFA.

El pasado verano se repitió la historia. Saviola estaba más fuera que dentro. Larsson se había marchado, pero en su lugar llegó Gudjohnsen. Aún así, el ex de River siguió firme en su intención de triunfar en el Barça. Los minutos han ido aumentando y los goles de Saviola no se han hecho esperar ni en Copa ni en Liga. Los pitos que Rijkaard recibió ayer al cambiarle son un buen resumen de la incongruencia de no contar con un jugador como él. Con la lesión de Eto’o y el rendimiento discreto de Ronaldinho, este Barcelona le debe a Saviola el haber acabado como campeón de invierno.
Y es que el fútbol a menudo es justo y pone a cada uno en su lugar.

22
ene 2007
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

Un comentario a Los olvidados

  1. Pingback: El Desafio Digital | ¿Rectificar es de sabios?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>