Luis Alberto/Isco/Tello

Ya se sabe, cuando Gerard Deulofeu tiene el motor bien carburado, nadie se le acerca. Con dos arrancadas intimidó a media Segunda División, pero todavía tienen otros planes reservados para él. Cuando llegó la hora de resolver el partido, él ya no estaba. Y de sus compañeros parecía quedar poco: prácticamente, habían regalado el partido y Luis Alberto (San José del Valle, 28/9/1992) no había dado una nota especial. Pero confiarse con un jugador así en el campo fue de una candidez que no alcanza toda la ingenuidad de un filial junta. Aunque es muy posible que no pudieran hacer nada.

(Faltaban pocos minutos y el Barça B caía por esas cosas que tienen los jóvenes. Todo, hasta que uno de esos que parece no tener edad se sacó un tiro a la escuadra y provocó un penalti que igualó un partido loco frente al Numancia)

La distancia, él la empieza marcando desde su deseo. Aunque mantenga los brazos extendidos hacia abajo, las manos abiertas y gesticulantes son el apremio con el que demanda la iniciativa en la acción. Siempre, ya sea con dos o tres rivales encima, y a sabiendas de que así muchos compañeros no verán la luz en esa opción de pase, Isco (Arroyo de la Miel, 21/4/1992) la pedirá hasta el morir de los minutos y del agotamiento. No son tan pocos los que nacen con un manejo especial de la pelota, pero sí lo son los que no pierden ese deseo de tenerla que, al contrario, se acentúa con el paso de los partidos.

(No fue la semana de más réditos para el Málaga, pero el mediapunta realizó una jugada genial para que su equipo puntuara en Milán y realizó controles que se ven de década en década frente a la Real)

Alguno podrá pensar que Cristian Tello (Sabadell, 11/8/1991) tiene dos jugadas: la arrancada hacia dentro que suele acabar en centro y el recorte hacia afuera que lo suele hacer en disparo. Que se posiciona muy rígido en el campo, casi siempre pegado a la banda, con poca cintura para el juego combinativo. Pero la realidad es que, más allá de mostrarse como un chico obediente,  él mismo se está descubriendo día a día como jugador. Pocos talentos han sufrido un cambio físico como el del barcelonista en escaso tiempo, por eso, cabe observarle partido a partido.

(El que fuera delantero y hoy es extremo aportó con su potencia y golpeo un tanto al póker de su equipo en Mallorca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>