Miscelánea de críticas de cine

Veintitantas horas de viaje (entre ida y vuelta) dan para mucho. De hecho, si algo me ayudó a sobrellevar las horas de tren y avión de mi viaje a México fueron las películas. No todas especialmente buenas, por desgracia, pero sin duda muy variadas. Intentaré hablaros de ellas más o menos en el orden en el que las vimos, aunque puede que mi memoria me traicione. Allá vamos.


Crazy Stupid Love (Glenn Ficarra, John Requa, 2011)

En el viaje en Alvia de Valencia a Madrid vi una de las mejores películas de las que os voy a hablar aquí. Una película coral, con un cartel interesante de actores y un argumento entretenido. Sí, vale, es una comedia romántica, pero está muy bien hecha. Crazy Stupid Love comienza con la separación de Cal (Steve Carell) y Emily (Julianne Moore), un matrimonio de mediana edad. El motivo de la ruptura es que ella ha sido infiel con David Lidhagen (Kevin Bacon), un compañero de trabajo.

Cal empieza a pasar mucho tiempo en un bar, donde llama la atención de Jacob (Ryan Gosling), un joven atractivo y mujeriego que se ofrece a ser su mentor para, básicamente, poder cepillarse a todo lo que se menea. El problema es que el propio Jacob no es infalible, la pelirroja Hannah (Emma Stone) parece ser inmune a sus encantos. Añadimos a la mezcla al enamoradizo hijo de Cal y Emily, a su niñera y a una profesora ex-alcohólica interpretada por Marisa Tomei, agitamos y tenemos una comedia que consigue exactamente lo que se propone: hacernos pasar un buen rato. Muy recomendable.


J. Edgar (Clint Eastwood, 2011)

Kike ya nos habló de J. Edgar en su momento, así que os invito a leer su crítica. Yo me limitaré a decir que me ha parecido muy floja. Creo que a un biopic los saltos temporales no le sientan nada bien y coincido en que, teniendo en cuenta los años convulsos que vivió Hoover, Eastwood se ha saltado episodios interesantes para dedicar metraje a otros que no lo son tanto. Tampoco creo que la amistad/romance del personaje interpretado por DiCaprio con su mano derecha, Clyde Tolson (Armie Hammer) esté bien contada en pantalla. No es una mala película (creo que Eastwood es incapaz de hacer una mala película), pero no es tan interesante como podría parecer por los nombres que la rodean. Lo dicho: floja.


Los tres mosqueteros (Paul W.S. Anderson, 2011)

Ay, ay, ay… Qué desastre de película. De verdad, no hay por dónde cogerla. No es algo que sorprenda, siendo el director quien es, pero os aseguro que es mucho peor de lo que os podáis imaginar. La participación de Milla Jovovich va asegurada al tratarse de su marido y Orlando Bloom está en horas bajas, pero me preguntó quién convenció a un actorazo como Christoph Waltz para participar en esta aberración. Un argumento ridículo, barcos voladores, explosiones, habilidades propias de ninjas, combates inverosímiles… No os acerquéis a ella ni con un palo.


La gran aventura de Winter el delfín (Charles Martin Smith, 2011)

¿Qué pasa? Ya os he dicho que eran muy variadas. Winter es un delfín que acaba varado en una playa tras enredarse con una trampa para cangrejos. La herida obliga a amputarle la pierna y sólo gracias a la ayuda de Sawyer, un niño tímido y con problemas, volverá a nadar. Entretenimiento para todos los públicos con Morgan Freeman haciendo de Morgan Freeman y Ashley Judd haciendo de madre preocupada por su hijo. Los niños disfrutarán mucho con ella; los no tan niños, no.


Dime con cuántos (Mark Mylod, 2011)

Otra comedia romántica, en este caso bastante gamberra. Ally (Anna Faris) es una chica que de repente se da cuenta de que se ha acostado con el doble de tíos de lo habitual mientras buscaba a su príncipe azul. Decidida a no volver a bajarse las bragas si no es con el definitivo, decide localizar y volver a intentarlo con la veintena de hombres que han pasado por su cama desde la adolescencia. Para ello contará con la ayuda de su mujeriego vecino Colin (Chris Evans). ¿A que sabéis decirme qué pasa ahora? Sí, exacto, surge el amor entre ellos. Predecible, pero con algún punto muy divertido. No está mal cuando llevas ya ocho horas con el culo dormido en un avión que cruza el Atlántico.


Otra tierra (Mike Cahill, 2011)

Vi el tráiler de esta película hace mucho tiempo y me pareció que el planteamiento era curioso, así que me alegró ver que nos la iban a poner en el vuelo de vuelta a España. Sin embargo, no acabó de convencerme. Otra tierra cuenta la historia de Rhoda (Brit Marling, que también es la guionista), una adolescente que tiene un accidente mientras conduce borracha y mata a la mujer y al hijo de un compositor y profesor de música interpretado por William Mapother. Esa misma noche, una copia exacta de la Tierra, habitada por las mismas personas, aparece en el espacio. Años después del accidente, Rhoda queda en libertad, todavía consumida por la culpa y decide participar en un concurso para viajar a esa Tierra 2 y, quizá, empezar de cero. Mientras tanto, empieza a limpiar en casa del compositor, John Burroughs, que ahora es un hombre huraño y amargado. La parte de ciencia ficción de la película, que es lo que a mí me llamaba, es prácticamente inexistente. Dejando eso aparte estamos ante un drama lento y frío, con una buena fotografía y unas interpretaciones bastante decentes, pero demasiado monótono y aburrido.


Drive (Nicolas Winding Refn, 2011)

De Drive también nos habló Kike hace ya unos cuantos meses. Hasta ahora yo no la había visto y coincido con la mayoría de opiniones favorables. No me parece la película del año y creo que se echa de menos algo más de humanidad en el protagonista. Humanidad en el sentido de saber cuáles son sus motivaciones para meterse en el berenjenal en el que se mete. Pero vaya, está muy bien rodada y se disfruta de principio a fin.

21
mar 2012
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 3 comentarios
ETIQUETAS

3 comentarios a Miscelánea de críticas de cine

  1. Kike says:

    Yo creo q Drive hubiera estado más presente en las galas d premios d no ser x la secuencia del ascensor, se pasaron 4 pueblos ahí

  2. Sí, es posible. Toda la segunda parte de la película es bastante bestia.

  3. Jose says:

    Para mí es una gran pelicula que por desgracia ha pasado sin pena ni gloria. Vale, es un “poco” violenta, pero me pareció un buen guión, buenos personajes y me gustó la actuación de Ryan Gosling.
    pd. la BSO, tb es brutal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>