Muere Ron Asheton, guitarrista de The Stooges

Foto: Rex Larsen

El Rock comienza este nuevo año vestido de luto. La bandera de los Stooges ondea desde antes de ayer a media asta porque ha perdido a uno de los pilares básicos de toda una era. Ron Asheton, guitarrista y fundador de los emblemáticos Stooges nos ha dejado para siempre. Con apenas 60 años fue hallado muerto, sólo y sentado en el sofá de su casa de Ann Arbor, en Michigan. Su aliento se apagó hace varios días y tuvo que ser la policía quien finalmente acabara derribando la puerta y encontrando el cadáver del que fuera uno de los mejores guitarristas de la historia del Rock.

Junto a su hermano Scott, batería, Ron Asheton formó los Stooges a finales de los años sesenta, poco después de encontrar al que acabó convirtiéndose en su mejor amigo, el emblemático cantante, Iggy Pop. En esos años de incesantes cambios esta humilde formación facturó tres obras maestras: «The Stooges», «Fun House» y «Raw Power». Plantaron la simiente del Punk e influenciaron desde los Ramones, a los Sex Pistols, desde Nirvana a los Pixies y a todas las generaciones que se fueron sucediendo. No hicieron nada más, si exceptuamos su último disco, pero esas piezas básicas les convirtieron en una leyenda…

Su actitud agresiva, frenética y destructiva inspiró a todos aquellos que tuvieron la fortuna de verles en directo durante los demenciales años setenta. A todas las bandas, a todos los fans que contemplaron la mayor descarga de rabia y frenetismo que se haya proyectado desde un escenario. Y es que ya quisieran muchos grupos extremos de hoy en día poder demostrar tanta fuerza sobre las tablas.

El mundo de la música en realidad era un estanque calmado hasta que una guitarra cayó en las manos de Ron. Su virulencia rompió el sosiego para siempre y aunque nunca tuviera éxito comercial logró hacer algo inmenso, algo con los que todos aquellos que amamos el Rock hemos soñado alguna vez. Era un niño en una tienda de dulces. Excitado y nervioso hasta el infinito propulsado por el más potente de los explosivos.

Al margen de los Stooges, Asheton también tocó en otros grupos como The New Order (Los otros, no los ex-Joy Division, evidentemente), Destroy All Monsters y New Race. En todos ellos demostró que no había nadie con un alma tan rockera como él. Pionero del sonido Garage, él era la auténtica esencia del Punk.

Hace dos años, tras 33 años de inactividad productiva, el grupo se reunió para hacer un nuevo disco, «The Weirdness». Fue un absoluto fracaso. Pero a Ron le dieron exactamente igual las malas críticas, como siempre le habían resbalado. De hecho, algunas de sus declaraciones, como las vertidas en The Herald, fueron “No me preocupa lo que me diga la gente, ‘Hey, esto no es Fun House’, qué cojones, ya lo sé, ¿qué quieren que haga? ¿Coger cada puta canción de Fun House y tocarla de nuevo?

Lo que tienen los genios es que hacen obras de arte y esas obras perduran por siempre en la eternidad. Él ya no está en este mundo para interpretar esos geniales riffs, pero los acordes de himnos como ‘TV Eye’, ‘I Wanna Be Your Dog’, ‘Down On The Street’ o ‘Search And Destroy’ nunca dejarán de sonar en algún lugar.

Como dice Jaime Gonzalo, The Stooges fueron una combustión espontánea, un instante de eternidad y poder y ahora que Ron ha partido en su último viaje finalmente han quedado enterrados para siempre dentro de todos los que siempre creeremos en su magia.

Un comentario a Muere Ron Asheton, guitarrista de The Stooges

  1. Jordi says:

    Joey Ramone, Joe Strummer, Ron…. que cojones nos queda? Hostia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>