My Aussie Adventure – Cap. 5: Melbourne-Australian Open

Melbourne

Esta quinta entrega está centrada, como ya os avanzamos al final de la cuarta, en mi primera visita a Melbourne con motivo del primer Grand Slam de la temporada y segundo de mi vida, el Open de Australia. La visita consistió en un fin de semana largo de 3 días en la ciudad con entrada para el primer día de torneo, donde hasta 11 tenistas españoles entraron en liza.

De Melbourne dicen que es la ciudad más europea de Australia, y para muchos la más bonita, pero lo que sí es cierto es que la capital del estado de Victoria (capital del país entre 1901 y 1927, cuando se trasladó a la ciudad planeada de Canberra) y la segunda ciudad más grande y poblada del país, con unos 3’8 millones de habitantes, muy cerca de Sydney.

Escogida en 2011 como la mejor ciudad del mundo para vivir, por sus altos niveles de calidad de vida y bajos ratios de pobreza, fue además seleccionada como favorita en lugares a conocer por los turistas, y se encuentra en el curso inferior del río Yarra y las costas de la bahía Port Phillip, al norte y al este.

Melbourne

Es cierto que pasear por el centro de Melbourne resulta más agradable que hacerlo por el de CBD de Sydney, y seguramente la calidad de vida sea más alta también, pero servidor se queda con Sydney, por su originalidad y atractivo. Con Federation Square como lugar más bonito y popular de la ciudad, los diferentes puentes que cruzan el Yarra para unir la ciudad, sus parques, etc. Melbourne se convierte en una ciudad confortable pero tampoco se la podría denominar deslumbrante.

No tiene una Opera House, no tiene la variedad de playas que tiene Sydney (sólo tiene St. Kilda que es una bahía, por lo que el agua llega sin olas a la costa), o no tiene los ‘harbours’ de Sydney, etc. Es una ciudad más ‘normal’, no peor, pero tampoco mejor en mi opinión.

El primer día lo dediqué a visitarla por completo, y el segundo dio la casualidad de que se celebraba el MidSuma Carnival, que de carnaval tenía nada. Se trataba de un evento marcado en el calendario de la ciudad pero que en realidad no aporta nada, se trata de una explanada con tenderetes y poco más, la verdad que es totalmente prescindible, sólo sirve para que los locales se reencuentren con sus conocidos.

Con Anabel Medina

Así pues, agotados los dos primeros días lo mejor quedaba para el tercer y último, mi día en el Melbourne Park para disfrutar del tenis. Once partidos, todas las pistas incluyendo las tres principales (Rod Laver, Hisense y Margaret), el nº1 del mundo, once españoles, seis de los cuales acabaron con victoria, pelotas firmadas por Anabel, Almagro y Ferrer, insolación pertinente y uno de los mejores días de mi vida, una experiencia inolvidable e insuperable. De momento, junto con el fin de semana surfero, lo mejor de estos ya tres meses en las Antípodas.

Os dejo imágenes, porque en esta ocasión van a decir más que lo que yo pueda escribir, por mucho que lo intente.

21
ene 2013
AUTOR
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>