My Aussie Adventure – Cap. 8: Desert and east coast

My Aussie Adventure

¿Qué hay de nuevo amigos? Parece que fue ayer cuando volví de New Zealand aunque en realidad ha pasado más de un mes, pero ya vuelvo por aquí (con algo de retraso) para contaros mis experiencias por el desierto de Central Australia y toda la costa este del país. Bien acompañado de visita familiar o solo, sigo descubriendo apasionantes lugares es este increíble país.

La cosa empezó el 21 de mayo cuando recibí la visita de mi madre y hermana. Vinieron para sólo 9 días y había que aprovechar el tiempo, así que les enseñé Sydney, la ciudad que me ha acogido estos últimos 8 meses, en día y medio y luego ya el día 23 tiramos para el centro del país que, como bien sabréis, es puro desierto.

My Aussie Adventure

El desierto australiano es sobre todo conocido por Ayers Rock, quizá más conocida por su nombre aborigen Uluru. Es una roca gigante un poco en medio de la nada considerada terreno sagrado por los más nativos del país donde lo típico es contemplarla durante un atardecer y un amanecer, y observar así los cambios de color que experimenta según la luz solar va cambiando.

Bastante cerca se encuentra también The Olgas (Kata Tjuta), que es una formación rocosa del mismo rollo pero con diferente forma. En ellas poca cosa se puede hacer más que mirarlas, porque al ser terreno sagrado está todo muy protegido.

La otra cosa que se puede ver por ahí es Kings Canyon, un parque natural a 3 horas en coche por el que se puede hacer una ruta de unas 3 horas bastante chula.

¡Pero ya está! Esto es el desierto, con 2 días es suficiente, y en mi opinión no es must, es simplemente un plus. Es como que hay que ir porque es como la verdadera y genuina Australia, pero en realidad no es ni de cerca lo mejor que he hecho aquí, es simplemente estar y ver el paisaje desértico del centro de la isla.

My Aussie Adventure

El día 26 volamos a Cairns, al noroeste del país, para visitar la Gran Barrera de Coral. Allí hicimos 2 excursiones de día. La primera fue una visita desde Port Douglas a la Outer Barrier Reef en el barco de Quick Silver. Los tíos tienen una plataforma en medio del Mar Coral donde hay mucho y variado coral y se trata de pasar unas 3 o 4 horas ahí, buceando y flipándolo con todo lo que se ve por ahí, también peces. La verdad es que la zona y el coral son impresionantes.

El segundo día hicimos una excursión en un bus como todoterreno a los parques naturales de Mosman Gorge (un desdiladero), Daintree River y Cape Tribulation. Impresionantes paisajes tropicales, playa de revista y paseo en barco por el río, que está habitado por cocodrilos.

El día 29 volamos de vuelta a Sydney y luego el 30 ellas ya se volvieron a España. Pero sólo 3 días después, el 3 de junio, volví a partir hacia el norte de la costa este, en esta ocasión solo, volando a Townsville para empezar mi increíble viaje desde Magnetic Island, donde pasé 4 días en los que me saqué el carnet de buceador en aguas abiertas.

My Aussie Adventure

Se trata de una isla de 52 km2 (la mitad de ellos son Parque Nacional) a unos 8 kms de la costa donde habitan un par de miles personas. Buenas playas, mejores caminos para practicar senderismo y la mayor comunidad de koalas salvajes del país. Lugar perfecto para vacaciones.

Mi segunda parada fue Airlie Beach, como zona de salida de los veleros para navegar y descubrir las Whitsunday Islands:  un conjunto de islas (74) liderado por Whitsunday, la más grande, que además cuenta con Whitehaven, declarada una de las mejores 3 playas del mundo (7 kms de largo) por su arena blanca de una pureza casi inigualable (98%).

Lo típico es reservar tu velero con noche incluida (o 2) con capacidad para unas 20 personas y disfrutar de una muy agradable navegación, excursión que también incluye una par de rutas cortas para caminar por la montaña y ver los lagartos Monitor (vaya susto).

My Aussie Adventure

La tercera parada fue Hervey Bay. Pretendía ser una simple parada intermedia a Noosa pero acabé siendo testigo de uno de los atardeceres más impresionantes que nunca he visto, aunque luego quedó casi como uno más, porque los atardeceres en la costa este no sé por qué pero son espectaculares. El sol cae como en ningún otro lado en la parte este de Australia.

Ya desde Noosa, que es otro precioso lugar, paraíso de surferos y con un parque nacional con 5 diferentes rutas de senderismo, realicé otro de los highlights de la costa este: Fraser Island.

Fraser es la isla más grande de la costa este y sexta del país, está considerada la isla de arena más grande del mundo (1.840 km2) y además es patrimonio de la humanidad desde 1992. Lo divertido de esta isla es hacer la excursión de una o 2 noches y recorrértela en 4×4, incluso por la playa, muy divertido. Además incluye caminos, preciosos lagos en los que darte un baño y ¡dingos!, el típico animal de la zona, es como un zorro con el que hay que tener algo de cuidado.

Ya la siguiente parada me llevaba a la capital del estado de Queensland, Brisbane, tercera ciudad más grande del país (2,2 millones de habitantes). Preciosa y superacogedora, no me importaría en absoluto vivir en ella, me encantó. El centro no es muy grande, el río la hace muy bonita y tiene unos parques encantadores.

My Aussie Adventure

La penúltima y más corta parada fue Gold Coast y su Surfers Paradise. Al más puro estilo Benidorm, esta playa hiperturística está formada por rascacielos. Fueron solo 4 horas pero salió un día genial y se disfrutaron de lo lindo, perfecto día de playa pese a ser invierno.

Y ya por fin la última y más bonita parada antes de enfilar Sydney fue Byron Bay. Un lugar que aúna 3 bahías preciosas con sus inigualables playas perfectas para el surf, el parque natural de Arakwal, una ruta al faro desde donde se pueden ver delfines y hasta ballenas en invierno… Un lugar donde se puede hacer kayak con delfines alrededor, en definitiva, un lugar mágico lleno de posibilidades y vida.

También visité Nimbin, un pueblo hippy del interior de la zona donde el cannabis es legal, pero que no tiene mayor atractivo.

Luego ya el día 21, casi un mes después de haber volado a Cairns, visité como punto final Kiama y su Blowhole. Se trata de un pueblo 120kms al sur de Sydney donde la formación rocosa de la costa hace que el agua de las olas salga disparada hacia arriba como de la nada. Muy curioso y otro ejemplo más de la magia de este país.

Pues con todo esto daré por finalizado este capítulo 8 que espero os haya gustado y os emplazo a que en unos 10 días volváis para que os cuente mi próximo viaje a Perth y la West Coast. ¡Saludos!

25
jun 2013
AUTOR
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>