Narcótica euforia

Valencia CF

Diría que el Valencia ha faltado a sus principios esta pasada noche. Un equipo que viene siendo grande desde la humildad y los éxitos cosechados desde 1999, en esta contemporánea racha de victorias. Ya nos hemos quedado sin representantes en Champions, pero tenemos tres todavía en UEFA, aunque dos se enfrentan a resultados comprometidos de la ida, e Inglaterra ya tiene tres en semifinales de la máxima competición continental.

Pero antes de abarcar la nueva realidad del fútbol europeo, hay que centrarse en las esperanzas, ya vanas, que teníamos puestas en el Valencia para la Champions de este año. Un equipo plagado de españoles, la mayoría internacionales. Tan sólo tres no seleccionables figuraban en el once inicial de Quique. E ideado desde el bloque: seguridad defensiva y un gran sostén en mediocampo como es Albelda. Nada nuevo, que no fuera el origen del Valencia de finales de los noventa. Y que en esta eliminatoria se enfrentaba al equipo más incómodo que yo conozco. Pero incomodidad esta que parecía camuflada por sus irregulares resultados en los últimos tiempos.

Hasta que ha empatado el ucraniano. Ahí todos han vuelto a recordar el sistema ideado por Mourinho hace ya tres temporadas, y que ante la euforia, esa mala costumbre que tanto nos invade, habíamos dejado de respetar. Esa es la razón de que duela la metamorfosis de Valencia, que creo que ha sido la misma en los periodistas y en la afición. Tan sólo alguna ligera arrancada, sobre todo el tiro de Angulo, ha hecho vislumbrar que los ches se pudieran quitar el miedo de encima.

Por eso, me digo que el Valencia no tenía nada que perder. Por presupuesto es inferior a la mayoría de equipos que quedan en cuartos, y no digamos el rival de hoy. ¿Cómo han podido dar esa sensación de inseguridad y de poca competitividad en cuanto han encajado el gol? Era como si ya les hubieran marcado el gol de la eliminación, y además lo hubiera hecho un equipo inferior, lo que supondría una lluvia de críticas.

No, la realidad era que el Valencia antes de comenzar la eliminatoria era inferior en cuanto a presupuesto, en cuanto a proyecto (el Chelsea puede pagar lo que quiere por lo que quiere) y táctico, porque no digo que Mourinho sea mejor que Quique, simplemente puede fichar prácticamente lo que quiere para aplicar su efectivo sistema de juego. El Valencia viajaba en la euforia hasta esta eliminatoria, el Chelsea no. En cuanto ha habido un giro inesperado para la narcótica euforia, los de Quique no se han sabido mover en un terreno que había sido el suyo por tradición, pero del que, a golpe de talón, los de Stamford Bridge se han hecho reyes. De táctica hablaremos otro día.

11
abr 2007
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 3 comentarios
ETIQUETAS

3 comentarios a Narcótica euforia

  1. Víctor says:

    Espectacular la crónica del partido que ha hecho Trueba en el As. Qué más se puede decir de este fenómeno. Nadie en este país hace crónicas como las suyas, con un elevado fundamento narrativo.

  2. Todavía no he tenido tiempo de leerla, pero la verdad es que Trueba nunca decepciona.

  3. Kike says:

    La cosa yo la veo clara: con una segunda parte tan pésima es normal (justa) la eliminación. El Chelsea parecía (era) muy superior físicamente y el Valencia lo hacía todo mal, daba gran sensación de debilidad, como si fuera dos categorías por detrás del Chelsea.
    La clave estaba en que las dos o tres primeras oportunidades que tuvieran los londinenses en la segunda parte no entraran y no fue así, tuvieron suerte en el gol de Shevchenko y a partir de ahí se acabó lo que se daba.
    Pero no pasa nada, los deberes se hicieron contra el Inter y toda España y media Europa estaba fijándose en el Valencia. Otro año será, estoy convencido de que el Valencia acabará ganando este trofeo que se merece. ¿Cuándo? no sé, habrá que tener paciencia ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>