Otra realidad

A veces caemos en el error de confundir escenarios y audiencia. Recuerdo cuando era pequeño y mis padres, algo que nunca entendía, rehusaban hablar de algunos temas delante de mí y de mi hermano. Eran temas de diversa índole, pero que evidentemente ellos entendían que a nosotros no nos incumbían, ya fuera porque creían que no eran realmente importantes o, según su opinión, no nos hacía ningún bien tener conocimiento de ellos.

En este punto se permitirá la licencia del cambio de escenario a la opinión pública, y todos los temas que los medios creamos, y la audiencia a todos aquellos que consumen el contenido que quieren, que cada vez es más. Y acotamos más aún si hablamos de fútbol y lo hacemos de categorías de formación.

El fútbol es hoy el espectáculo sin más. Tiene tal seguimiento que cuesta mucho trabajo enumerar todos los puntos de vista desde los que se puede analizar. No es difícil acceder en dos segundos, a través de la red,  a un vídeo resumen del Campeonato de la CONCACAF Sub-20, de un partido que acaba de enfrentar a Cuba y a Trinidad y Tobago. Se accede hoy en día tan fácilmente a la información que no nos imaginamos lo que habría pagado un técnico de cualquier federación  hace 20 años para poder conseguir esos pocos datos fidedignos.

Es verdad que el mundo ha avanzado a base de gente curiosa y con inquietudes. La mera necesidad de conocer más sobre algo, porque lo que teníamos o veíamos nos sabía a poco, ha servido para abrirnos los ojos y para enriquecernos más, pero hay que tener cuidado con lo que tenemos entre manos. Y estamos en el punto en el que nos creemos que por conocer más datos, o acceder más fácil a ellos, hacemos la vida más fácil o vamos a beneficiar a todos.

Y, cómo no, el negocio, que parece estar siempre presente. Seguramente todo empezó, aquí, ante la frustración de que la selección absoluta no consiguiera nada. En ese punto se abrían dos vías, la de los resignados y escépticos y la de los que se revelan ante las circunstancias; los que preferían distraerse con otras cosas y los que preferían indagar si había motivos para la esperanza. Y los segundos, un día, encontraron su caldo de cultivo.

Miles de webs (nosotros también, aunque no exclusivamente), blogs, secciones en los grandes diarios, programas de televisión, etc… Todos informan diariamente sobre las nuevas promesas que están por llegar. Algunos, bastantes, informan en su contenido con las palabras precisas, otros, ya sin saber frenar, hipotecan sus calificativos a unos críticos de andar por casa, que no saben si escribieron su comentario en la noticia sobre la última rueda de prensa de Guardiola o sobre unos niños de 15 años que están jugando un torneo en Rumanía. Y sí, esos niños también leen los cometarios, se ven directamente aludidos y piensan que están en el mismo rondo que el Presidente de la Liga, el nuevo concurso del periódico y el árbitro con peor nota de la jornada.

En los últimos días se ha disputado en Bélgica la segunda fase previa al Campeonato de Europa en categoría Sub-17, denominado Torneo de Elite. Un cuadrangular que jamás había sido tema destacado en los diarios, salvo esta vez. Los chicos, cómo no, se han visto entre titulares de bambalina por primera vez, salvo en el caso de algún alumno aventajado. Pero su realidad es otra, además de la derrota que acaban de sufrir hace unas horas.

En etapas de formación, el fracaso deportivo tras un mal resultado duele igual o más que en la etapa profesional, no parece que haya que tener una carrera larga en el deporte para saberlo. Pero lo que el joven escucha después, sí se puede digerir de diferentes formas. A los jóvenes les gusta que les hagan caso, y no les gusta que después se olviden de ellos.

Porque su realidad es otra. Están aprendiendo el juego en esencia, experimentar lo cruel que puede ser según avanzan en su formación. Pero todavía no ha llegado el momento de que algo les tenga que hacer realmente daño. Y sin duda la palabra más fuerte la deberían de oír de boca de su formador, o desde su propia autoexigencia, pero mucho cuidado en cómo se forma ésta. De todas maneras, no sé si alguien no entenderá el porqué de todo esto…

01
abr 2011
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>