Partiendo de Heighway

Partiendo de Heighway

“Los equipos reserva son una pérdida de tiempo y de talentos. Los mejores jugadores deben pasar directamente al equipo principal, como ocurrió con Owen, o, en caso contrario, seguir en el juvenil”.

Steve Heighway declaraba esto hace pocos días, y venía a ratificarme un pensamiento que me está rondando desde hace tiempo. Por supuesto, utilizo las palabras del mítico jugador inglés para aprovecharme, y dar una veracidad ventajista a mis argumentos. Aunque, de todos modos, yo creo que van bien encaminados.

Otra situación de la que me podría aprovechar para reforzarme, sería la mala situación de muchos de los filiales, pero realmente no quiero ir por ahí. Aunque bien es cierto que la mala trayectoria de estos se debe a que adolecen de las exigencias propias de la competición. No tienen los mismos objetivos que sus contrincantes. Y al final, como dice el hasta hace poco director de la cantera del Liverpool, pueden llegar a ser una pérdida de tiempo. Cosa que por ejemplo no ha hecho el Valencia con Silva, Albiol, Gavilán o Sisi.

Vengo dándole vueltas hace tiempo: hay que presionar a los equipos. Utilizan los filiales en muchas ocasiones para acumular jugadores que se acomodan y no tienen objetivos.

Y una idea, para que esto se acabe, podría ser que las divisiones inferiores sólo llegaran hasta juveniles. Y si en esa categoría hubiese chicos de calidad, subirlos al primer equipo. El resto podrían irse cedidos, si desde el club se les prevé una progresión futura. U organizar una especie de draft, para todos aquellos que quedaran libres y que los equipos modestos pudieran aspirar a darles una ficha y hacerles jugadores profesionales. Esta opción creo que añadiría un atractivo a la temporada futbolística, y daría a valor a las jóvenes promesas que muchas veces se ven limitados en sus clubes. Además sería una forma de avanzar hacia la lógica y profesionalización.

La cuestión es poner límites a la mala gestión de los clubes en este sentido, y la edad sería uno interesante. Y creo que un juvenil, con 18 o 19 años, si no es un genio, ya debe saber que puede mejorar siguiendo otros caminos.

10
may 2007
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

Un comentario a Partiendo de Heighway

  1. Pues sí, la verdad es que hay a partir de los 18-19 años el margen de mejora disminuye. Si a esas alturas un jugador no tiene oportunidades se estanca. Tener un filial con gente de veintitantos es completamente absurdo, sobre todo porque muchos jamás jugarán en el primer equipo. Los técnicos lo saben, ellos lo saben y los aficionados lo sabemos. ¿Qué sentido tiene tenerlos ahí?

    Aparte de esto, creo que sería interesante lo que ya comentamos aquí de las alineaciones 6 5, con un un número fijo de jugadores seleccionables. Eso también ayudaría a dar más importancia a las canteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>