Por la libertad de expresión

Censura

Hace unos días me llegó un boletín electrónico de Amnistía Internacional en el que, entre otras cosas, se hacía referencia al Día Internacional de la Libertad de Prensa, que se celebrará el próximo 3 de mayo. En el texto, AI recuerda que hay muchos periodistas y bloggers encarcelados por dar su opinión, por no estar de acuerdo con la forma de trabajar de sus gobiernos, por hacer exactamente lo que muchos hacemos a diario: escribir y opinar.

Hoy me he acordado de ese boletín después de leer que en Egipto han condenado a un blogger de 22 años a cuatro años de cárcel y de trabajos forzados por sostener opiniones contrarias al Islam en su blog, donde se declara defensor de los derechos de las mujeres islámicas y activista pro derechos humanos.

Creo que es un buen momento para reflexionar acerca del privilegio que tenemos los que vivimos en sociedades que protegen las libertades y derechos fundamentales de sus individuos. Sí, nuestras sociedades no son perfectas ni mucho menos, pero al menos podemos hablar y escribir libremente sin temer que nos metan en la cárcel.

28
abr 2007
COMENTARIOS 3 comentarios
ETIQUETAS

3 comentarios a Por la libertad de expresión

  1. nacho says:

    Yo creo que deberíamos seguir mejorando las sociedades privilejiadas como la nuestra, en muchísimos aspectos y también denunciar desde nuestros países, desde todo tipo de medios de comunicación algunas de las barbaridades que ocurren desgraciadamente en otros países, para intentar presionar a sus gobiernos por lo menos con el primer objetivo de que se vayan adquiriendo un mínimo de derechos elemntales que a día de hoy desgraciadamente no tiene mucha gente.

  2. Cristina Poveda says:

    “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión”.
    Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

    Y yo me pregunto… ¿Será la defensa interna pero acérrima del artículo 19 lo que me llevó a abandonar la profesión periodística de calle para recalar en una Ongd?
    Unos lo llamaron cobardía, otros comodidad, yo, sencillamente, lo considero una cuestión de honestidad. Mi trabajo como comunicadora en una ongd no me aporta quizás tantas satisfacciones profesionales como añoraba durante mis años como ilusa estudiante de periodismo, pero me regala paz interior…
    Con todo ello, quería hacer hincapié en que si bien es cierto que no podemos comparar nuestra condición a la de la mayoría de países asiáticos, por ejemplo, informativamente hablando, (bienaventurados nosotros), una nunca sabe acertar a medir cuán dura puede ser a veces la autocensura, o lo que es lo mismo, el empleo hipócrita de la dichosa libertad de expresión…
    Así, no olvido que abandonar la guerra antes de comenzar a combatir es síntoma de cobardía… Así pues lanzo mi más sincero apoyo a aquellos compañeros que siguen en la refriega.
    Y sin duda, nos felicito, como dice Christian, siempre comedido y acertado, por cohabitar en un sistema cuya bandera “simbólica” es la defesa de los DDHH.
    No dejemos, sin embargo, de acercar este privilegio a quien no lo tiene.
    Un abrazote, y perdón por el rollo, hacía mucho que no pasaba por aquí!!!

  3. Anda, la Cris honrándonos con su presencia en este humilde blog ;)

    Me alegro de leerte por aquí. A ver si nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>