Se acabó el plazo

Dijo Fabio Capello al empezar la temporada que su Madrid necesitaría al menos otros 50 días para ponerse a tono y convertirse en ese rodillo aplastante que se pasearía por España o Europa (bueno, igual no usó esas palabras exactamente). El caso es que esos 50 días ya se han cumplido y el equipo en lugar de mejorar, empeora a cada partido. El encuentro de ayer ante el Getafe supuso el nacimiento de una nueva disciplina deportiva, porque cualquier parecido entre lo que se vio en el Coliseum Alfonso Pérez y el fútbol es una mera coincidencia.


Capello, fiel a sus principios, salió ayer al campo con un equipo que giraba alrededor de Diarra y Emerson, que es como darle a Copérnico y a su heliocentrismo una patada en sus partes. Ningún equipo puede girar alrededor de dos jugadores tan limitados y menos aún el Real Madrid. Por si fuera poco, la defensa de los blancos estaba en cuadro tras las lesiones de Cicinho, Salgado y Cannavaro y la expulsión de Ramos, así que ayer el Madrid jugó con dos centrales (Mejía y Helguera) y dos laterales izquierdos (Roberto Carlos y Bravo). Los dos primeros cumplieron, los otros dos, no. Raúl se quedó en el banquillo por decisión técnica, acompañando a Ronaldo y Robinho. Beckham ocupó la banda derecha con su acierto habitual (je), mientras que Cassano hizo lo que pudo por la izquierda. Guti, en teoría liberado para la creación, se pasó desaparecido toda la primera parte. Mientras tanto, Van Nistelrooy se peleaba contra Alexis y Belenguer. Eso sí, sin balón.

Los primeros 45 minutos fueron un despropósito por parte de los dos equipos. Al Madrid le llegaban mucho, aunque sin excesivo peligro y los blancos no sabían ni quién estaba en la portería del Getafe. Helguera demostró que el hecho de estar marginado no le ha hecho perder algunas de sus cualidades y estuvo francamente bien por alto, compensando los errores de Bravo, que nunca ha destacado por sus saltos (de hecho, el gol de Alexis llega tras un fallo de marcaje por alto del de Gandía). No es que el Getafe arrollara al Madrid, es que el Madrid se dejaba arrollar. Los de Capello lo fallaban todo, eran incapaces de robar el balón y cuando lo tenían lo regalaban de las formas más inverosímiles. Y si a eso le añadimos que Guti estuvo escondido la mayor parte del tiempo, el resultado es un Madrid sin brújula en el que cada cual hacía la guerra por su cuenta.

En vista de la situación y tras haber dado gracias a algún santo por seguir con la puerta a cero, Capello decidió en la segunda parte sacar a Ronaldo y Raúl por un nervioso (y amonestado) Diarra y por Cassano. La entrada del 7 pareció despertar a su amigo Gutiérrez. Desde ese momento los dos se encargaron de intentar crear juego y hacer combinaciones, propiciando que llegaran algunos balones a la delantera por primera vez en todo el partido… pero no fue suficiente. La defensa del Getafe se cerraba alrededor de un torpe Ronaldo (no controló bien ni un pase) y un cansado Van Nistelrooy. En el minuto 60 llegó el gol ya comentado de Alexis y, con él, las prisas. Capello decidió cambiar a Beckham por Robinho. Y, aunque el brasileño tampoco hizo demasiado, una jugada suya supuso la primera ocasión seria del Madrid, que estuvo a punto de empatar el partido. El problema es que esto ocurría en el minuto 93.

¿Pedirá Capello más tiempo? Esperemos que no porque el martes el Madrid se jugará gran parte de sus opciones en Europa ante el Steaua y el domingo espera el Barcelona. Ya hace varios meses que Capello se hizo cargo del equipo. Si en ese tiempo no ha sido capaz de hacerles jugar, me temo que ya no lo va a conseguir. Y es que, como escribió Goethe, “Cuán insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente”.

15
oct 2006
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 4 comentarios
ETIQUETAS

4 comentarios a Se acabó el plazo

  1. el entorno says:

    El problema que le viene al Madrid es que han vendido que este año lo iban a ganar todo y cuando en el mes de febrero se den cuenta que no aspiran a nada, la gente se va cabrear muchisimo.

    Es más, creo que si el domingo hay victoria culé, el bernabéu puede estallar de forma virulenta.

    Como Don Fabio no lo remedie, va a salir del Madrid en globo y Calderón y Mijatovic en Tanque…

  2. Sí, creo que no vas nada desencaminado. Y cada vez que Calderón abre la boca y dice que se ve en Cibeles a final de temporada dan ganas de reír. Cuando un equipo está en una crisis como la que está sufriendo el Madrid o como la que sufrió el Barça en la época de Gaspart hay que trabajar con cabeza y siendo realistas. Recordemos que el primer año de Rijkaard pintaba muy mal durante la primera vuelta, pero luego las cosas empezaron a funcionar y desde entonces han ido sobre ruedas. Pero el Madrid no ha sabido ir poco a poco. El proyecto actual, con jugadores excesivamente veteranos en puestos clave, es algo a corto plazo. Si funciona se ganará algún título, si no, como bien comentas, Capello, Calderón y Mijatovic sufrirán un buen varapalo.

  3. el entorno says:

    Es una situación Kafkiana impensable en un club de la solera del Madrid.

    Fíjate que en los últimos años, el club blanco ha sido un monstruo que ha devorado, entrenadores, jugadores, directivos y presidentes.

    Florentino tenía al público del Bernabéu anestesiado y todavía no me explico como le defienden (a florentino) después de su espantada repentina.

    Creo que el Real Madrid se encuentra en una crisis deportiva pero sobretodo institucional muy profunda y no lo digo sólo por las últimas elecciones. Creo que el Madrid como Institución se empieza a requebrajar el día que se va Florentino.

    Bueno, este tema da mucho que hablar y nos podríamos pasar días debatiendo.

    En fin, que no le veo una pronta solución a los males del Real. Mientras tanto, en el Barça, si no se cargan todo lo que han construido, puede pasar algunos años más viviendo de este equipo.

    A ver el futuro qué les depara a unos y otros.

    Un abrazo!!

  4. Es que a corto plazo es imposible solucionar esto. De todas formas, también hay que ver las cosas con perspectiva. Si en estas últimas temporadas el Barcelona no hubiese estado como está no habría crisis en el Madrid. Pese a la infinita distancia futbolística mostrada por unos y otros, el Madrid ha seguido estando arriba estos años. En los primeros años de Florentino no había rival de verdad y las dos ligas se obtuvieron con una cierta comodidad. El Valencia tuvo un año bueno y otro malo, el Barcelona estaba perdido, el Atlético pasaba sus añitos en el infierno…

    Pero claro, si comparamos a unos y otros los blancos salen perdiendo claramente en el juego demostrado y, como tú decías, en el aspecto institucional. Laporta, con sus defectos, que no son pocos, ha sabido llevar el club de forma acertada y además ha dado con un entrenador que es el que todo equipo querría: moderado, discreto, que apuesta por el buen fútbol y que además se lleva bien con todos sus jugadores, algo casi impensable. El Barcelona está destinado a marcar época y ante eso, al máximo rival no le queda más que asistir al espectáculo y tratar de aprender.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>