Seguimos observando

Que Edgar tenía esas virtudes que demostró el sábado ya se sabía. Las conocía mucha gente. Ya fue convocado a algunos entrenamientos de las selecciones en divisiones menores, cuando estaba en el Murcia Deportivo, una vezescalera3 abandonada la isla. Incluso fue adquirido por un corto periodo de tiempo por el Real Madrid, un club en el que se valoran las virtudes propias de la exuberancia física. Alguien habló de Bale cuando la emprendió un par de veces por la banda izquierda del Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Son pocos los jugadores que pueden soportar un recorrido semejante sin apenas ver mermada su energía, pero si Edgar, de 23 años, ha tardado tanto en llegar a Primera será porque le ha faltado asimilar conceptos del juego colectivo, saber transitar por esos muchos otros tramos de un partido que poco tienen que ver con la alta velocidad.

La Segunda se llena una vez más de sorpresas. No tiene ese cartel de la Primera, pero para el seguidor asilvestrado se convierte cada fin de semana en un buen reducto donde observar propuestas novedosas y apariciones. Así, de primeras, Osasuna saltó con Mikel Merino; y el Racing contó con David Concha de inicio y con Fede San Emeterio y Óscar en la reanudación.  El Recreativo también dio galones a un juvenil como Dani Molina. El Mallorca cayó en Valladolid, pero, aunque de refilón, Marco Asensio volvió a demostrar que es una de las mejores zurdas que van a aparecer en España en los próximos tiempos. Y así se podría destacar a unos cuantos más que compusieron el primer asalto de una competición que es densa como pocas y que hoy se aproxima más que su categoría superior a la auténtica raíz del fútbol español. Seguimos observando.

La tercera categoría de nuestro fútbol se presenta como un reducto difícil de abarcar en muchos sentidos. A lo largo de los 80 equipos que la componen es difícil hacer un seguimiento de cierta profundidad y poder acercarse a un convincente escrutinio de lo que pueda ser realmente relevante. Analizar todas esas trayectorias, jugadores o estilos se antoja un trabajo denso, pero eso no resta un ápice de su exotismo y sus múltiples apariciones. Un lugar para empezar a darse a conocer, como es el caso de Rubén López Huesca “Rubio”. Si Cristian Herrera fue la sorpresa del Elche Ilicitano al inicio de la pasada temporada, ahora el melenudo punta alicantino, que abandona su etapa de juvenil, mostró a las primeras de cambio su capacidad de desmarque, fortaleza y movilidad. Una competición que aglutina muchas novedades y que también es un lugar para redimirse. Fueron solo unos minutos los que necesitó Adrià Carmona para hacerse notar e igualar el encuentro del Espanyol B con dos tantos. Adrià fue en su día uno de los jugadores más destacados de su generación, la de Koke, Isco, Muniain, Carvajal, etc… (e incluso Juan Santisteban lo eligió por delante de éstos y otros para reforzar a la quinta del 91 en la Euro Sub-17). Una Nike Premier Cup lo coronó incluso por encima de ellos, pero aún no ha encontrado su sitio. Ahora busca empezar de cero y encontrar esos matices que no le han permitido asentarse en la élite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>