Superman Returns

Nunca me ha caído bien Superman. Siempre me ha parecido un superhéroe demasiado perfecto. No le bastaba con tener una habilidad como el resto de héroes del mundo de las viñetas, él tenía que tenerlas todas: una fuerza inmensa, tiene la capacidad de volar, es prácticamente invulnerable… Sin embargo, tengo que reconocer que la película de Richard Donner de 1978 me gustó mucho y la habré visto al menos cuatro o cinco veces. Creo que Bryan Singer ha sabido coger lo mejor de las dos primeras entregas del hombre de acero para crear Superman Returns y ha sabido mantener lo que tenían de bueno y añadirle algún extra, como unos fantásticos efectos que no existían hace casi treinta años.

Como ya comenté en otra ocasión hablando de las adaptaciones a la pantalla grande de las aventuras de tal o cual superhéroe, siempre se corre el riesgo de (a) tomárselo demasiado en serio y que se pierda la gracia del comic, o (b) ser demasiado fiel y que el resultado sea ridículo. Hay una tercera opción, que consiste en acabar haciendo un bodrio demasiado típico en el que el personaje quede completamente estereotipado y haga y diga siempre lo que todo el mundo espera. Bryan Singer, que ya lo hizo bastante bien en las dos primeras entregas de los X-men, ha sabido sortear esos peligros y, si bien hay cosas que chirrían un poco, se pueden perdonar con facilidad porque la película es francamente entretenida.

La historia comienza con el regreso de Superman (Brandon Routh) a la tierra después de una larga ausencia. Durante ese tiempo, Kal-el ha estado visitando los restos de su planeta natal, que habían sido encontrados en el espacio. Lois Lane (Kate Bosworth), muy cabreada con el hombre de las mallas azules, está prometida con Richard White (James Marsden) y tiene un hijo, Jason (Tristan Lake Leabu). Además, el archienemigo de Superman, Lex Luthor (Kevin Spacey) ha salido de la cárcel y ya planea una nueva forma de dominar el mundo. Esta nueva estratagema implica usar los cristales de Krypton que se encuentran en la Fortaleza de Soledad, el retiro polar de Superman.

Uno de los aciertos de Singer en la película es conceder mucha importancia a Clark Kent y a su relación con Lois. Así, nos encontramos con un Superman más humano, que sufre con la idea de que la mujer a la que ama haya rehecho su vida con otro. La tensión afectivo-sexual entre la pareja protagonista se verá durante toda la película, provocando momentos incómodos para el prometido de la reportera. Por suerte, James Marsden ya debe estar acostumbrado a estas cosas porque Lobezno ya le levantó la chica en las películas de los X-men y en El diario de Noah también se queda compuesto y sin novia. Eso es encasillamiento y lo demás son tonterías…

El ritmo es adecuado. La película dura alrededor de dos horas y media y, aunque empieza algo lenta, mostrándonos cómo le ha ido a cada personaje en el tiempo transcurrido, al final se acelera de una forma bastante lograda, colocando determinados eventos en los momentos justos para no perder la atención del espectador. Eso sí, espero que a vosotros no os pongan un intermedio de 10 minutos para cambiar el rollo y poder llevarlo a otra sala.

En el tema técnico la película es perfecta. Los efectos están muy bien hechos y las escenas de acción son espectaculares. Además, la ciudad de Metrópolis está recreada a la perfección, aunque en algunos momentos parece una versión diurna de Gotham City. El sonido es muy bueno y la música acompaña perfectamente, recordando a la ya famosa banda sonora creada por John Williams para la primera película.

El actor protagonista está muy bien escogido. Su parecido con Christopher Reeve es importante y da el pego tanto con traje y corbata como embutido en los leotardos azules del superhéroe. También Kevin Spacey lo borda haciendo de Lex Luthor y de hecho me ha gustado más que Gene Hackman en la película del 78. Kate Bosworth me ha convencido algo menos. Margot Kidder dejó una huella profunda y me ha costado relacionar al personaje con su nueva cara, que además es excesivamente juvenil.

En cuanto a las cosas que chirrían, supongo que son las mismas que ya no me gustaban de la primera entrega: los secuaces de Lex Luthor y su chica pin-up por un lado y alguna broma excesivamente tonta por otro. Afortunadamente hay poco de eso y el resultado coloca a Superman Returns como una de las cinco mejores películas de superhéroes  de los últimos tiempos.

14
jul 2006
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 2 comentarios
ETIQUETAS

2 comentarios a Superman Returns

  1. Pingback: El Desafio Digital | Los 100 mejores carteles de la historia del cine

  2. Pingback: El Desafio Digital | Entradas rescatadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>