¡Feliz 2009!

Se nos fue 2008 y parece que prácticamente todo sigue igual. Hay malnacidos que siguen matando a sus novias y mujeres, las carreteras ofrecen un goteo constante de muertos, israelíes y palestinos continúan sacándose los ojos, los directivos del Madrid hacen el ridículo un día sí y otro también… La principal diferencia respecto a años anteriores es que esta vez somos todos un poco más pobres. La crisis internacional nos tiene bien cogidos por las pelotas y, como suele ser habitual, las ayudas gubernamentales repercuten poco en los que más lo necesitan.

Y llegó 2009, que promete ser en el aspecto económico todavía peor de lo que fue 2008. Podemos aferrarnos a eso de tener salud, pero lo cierto es hay que asumir que nos espera un año duro. A mí, con la boda cada vez más cerca, posiblemente más duro que el de la media. Así que mis deseos para 2009 son básicamente que me quede como estoy y que el trance de la boda pase rápido, o en su defecto con las mínimas broncas posibles. En cuanto a vosotros, deseo que se cumplan vuestros propios deseos y que sigáis pasando de vez en cuando por aquí a entreteneros con lo que escribimos. ¡Un abrazo!

01
ene 2009
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS 8 comentarios
ETIQUETAS

,