No presentado

Todos hemos tenido esa sensación alguna vez, como en aquellos exámenes voluntarios en los que uno ya tenía la asignatura aprobada de antemanao pero le podían ayudar a subir la nota. Y, claro, uno daba la nota. Sin presión, sin la preparación suficiente, aquello no pasaba de un aprobado justo o incluso resultaba algo tan deficiente que hasta el profesor dudaba si cambiar su modus opernadi y mandarte a septiembre.

Con todo a su favor, para que no fuera así, la selección Sub-19 ha manchado su expediente en este Europeo de Rumanía con un borrón (3-0) de los que escuece a la vista de aficionados y a la autoestima de los jugadores. Su rival en este tercer partido de la fase de grupos, Turquía, tenía opciones de clasificar si derrotaba a la selección de Meléndez (maestro también de profesión), que se presentaba con todos sus suplentes en liza (no lo ha conseguido tras el empate entre serbios y belgas). Con los grandes momentos de los dos partidos frente a Bélgica y Serbia todavía en la retina, el aficionado se predisponía a ver otra cosa.

Seguir leyendo…