Algo diferente

Se puede suponer que el Real Madrid es hoy un equipo más convencido. Tal vez ese es el rasgo diferenciador con respecto al año anterior. Pero las grandes virtudes de sus mejores jugadores son igualmente sus limitaciones, y el punto débil en momentos clave.

Es cierto que Özil y Di María le aportan más profundidad al juego, sin embargo, es evidente que sólo se aprecia en lances concretos  y no sobre las bases en las que descansa el estilo del equipo. En ocasiones las dos nuevas incorporaciones son demasiado intermitentes, y la vertiginosidad del estilo que impregna Mourinho a los equipos les hace (sobre todo a Özil) aparecer a remolque. Aunque, por lo que se murmura desde la grada, son el tipo de jugador que gusta.

Seguir leyendo…

09
nov 2010
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 1 comentario