Salerno, Italia

Rondaba el ecuador de la segunda mitad cuando Alessandro Del Piero (Conegliano, 9/11/1974) todavía calentaba en una banda del estadio Arechi de Salerno. Estaba  a punto de entrar mientras reía con cierta ironía las indicaciones del ayudante de Antonio Conte, actual técnico de la Juventus de Turín. Unos gestos que claramente aireaban el desencanto por una situación que le irrita, viéndose relegado a un papel secundario, y por lo que estaba sucediendo en el terreno de juego.

El Betis de Pepe Mel llevaba buena parte de los minutos jugados apretando la salida de balón de una Juve que finalmente no se llevó un escarmiento por la falta de atino de los atacantes verdiblancos. Cuando Conte, definitivamente, decidió dar entrada a Del Piero, la grada de Salerno explotó de alegría porque creían prever que una vez más el talento de su veterano ídolo les sacaría del atolladero.

Seguir leyendo…