[Crítica] Amanecer de los muertos

Amanecer de los muertos

Antes de empezar a ser conocido con 300 y Watchmen, Zack Snyder se atrevió a dirigir el remake de una de las más celebradas películas del género zombie: Amanecer de los muertos (Dawn of the Dead), dirigida por George A. Romero en 1978. En la película original, un pequeño grupo de supervivientes convertía un centro comercial en su refugio ante una pandemia que había convertido a todo el mundo en zombies hambrientos.

En esta secuela se repite ese esquema general, aunque por lo demás el argumento es muy diferente. En la nueva Amanecer de los muertos empezamos siguiendo a Ana (Sarah Polley), una enfermera que vuelve a casa tras su turno de trabajo. Cuando despierta, la epidemia está en pleno auge y su marido acaba convertido en un zombie. Ana escapa en su coche y acaba formando parte de un grupo de supervivientes integrado por Kenneth (Ving Rhames), Andre (Mekhi Phifer), Michael (Jake Webber) y Luda (Inna Korobkina).

Seguir leyendo…