Eminencias anónimas

emi

El dinero no lo es todo, y la felicidad puede ser perfectamente ver a Oliver Torres tirando un sombrero protector. Puede que quieran que la Liga sea el termómetro que marque el estado de ánimo del aficionado. Puede que tengan razón. Si entendemos que una de las autenticidades del juego es la competencia, esa supuesta igualdad desde la que se debería partir, la máxima competición española de fútbol está ciertamente enferma. Cada uno es libre de perderse en la injusticia del “unos tanto y otros tan poco”.

Seguir leyendo…

04
jul 2013
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios