En cómo miramos…

Como esos personajes que por su fachada evidente juegan a no mostrar todo lo que realmente son, Sergio Ballesteros ha sido durante toda su carrera todo aquello que muchos creían que solamente era, pero que ha jugado como realmente es. Gracias a su desempeño y liderazgo hoy es la bandera de los aficionados del Levante que, tras derrotar al Betis, le recibieron en Valencia, seguramente desde la ironía, reclamando su inclusión en la selección.

Seguir leyendo…