Cuando Alemania volvió a jugar

El fútbol va adquiriendo enfervorecidos adeptos cada segundo que pasa. Desde pequeño, cualquiera se puede enamorar simplemente del juego, pero también de todo el universo balompédico que, sin duda, tiene diferentes puntos de atención en el mapa mental que desplegamos para analizar la actualidad. Para los viejos adeptos, habría que recurrir a un libro de gráficas donde se mostrara la evolución. Para los nuevos, la realidad es ésta y desde aquí todo empezará a cambiar.

Porque ni España es hoy lo que era, y aunque Alemania sí lo fue, viajó durante bastante tiempo en la nada, en un fútbol de sustancia cero.

Seguir leyendo…