Tello/Muniain/Rochina

311(2)

3(1)El Barcelona cayó frente al Bayern a partir de una especie de letargo continuado. Algo que arrastraba durante semanas o quizás meses y que lo convirtió en la presa más fácil para un equipo que llegaba en su punto álgido. Mucha gente echó en falta ardor, desde la velocidad en las combinaciones hasta en la amplitud de campo para crear espacio por las puntas. Y en una de esas, cualquiera de las dos, nunca estuvo Tello (Sabadell, 11/8/1991). Salvo el pique corto, en la gran aceleración de Messi, que además estuvo siempre mermado, el canterano, aunque necesite más espacio, es de los pocos que tiene esa velocidad para mirar de frente al rival y superarle en potencia.

Seguir leyendo…