A España no le baja los humos ni Dios

fumar

Y en realidad estoy haciendo un juego de palabras, porque no me refiero a que seamos los más chulos -bueno, los de “Madriz” sí-. Me refiero a la política sobre el tabaco que se sigue en España a diferencia de la que existe en otros países, compañeros de la Unión Europea. Mi experiencia la baso en un par de visitas, a Roma y a París, sendas capitales europeas en las que está completamente prohibido fumar en cualquier espacio cerrado, por mucho que sea un bar. Y lo más impresionante, ¡la gente lo respeta! Guau, los legisladores ponen una norma y los ciudadanos no tratan de saltársela. ¡Qué diferencia con España!

También es verdad que en España, nuestros legisladores son conscientes de qué clase de pueblo gobiernan y han hecho una ley antitabaco algo light, para que nos sintamos todos un poco mejor. Es como el que fuma tabaco light “porque mata menos”. Se autoengaña un poco y sigue fumando felizmente. Con las leyes antitabaco españolas sale ganando todo el mundo: el dueño del bar pequeño puede elegir -creo que es obvio lo que han elegido la mayoría-. Las tabacaleras pueden seguir vendiendo a mansalva en estancos y bares. Los restaurantes, pubs y bares no pierden clientes. Y los únicos que se joden un poco son los bares grandes, que deben habilitar una zona para fumadores separa físicamente. O sea, que a alguno le tocará hacer obra, pero a cambio salen ganando los obreros, que tienen más curro. Casi todo ventajas. ¡Ah! Se me olvidaba. Cachis… Sí que sale perdiendo alguien: la salud -y no sólo pulmonar- de todos.

Seguir leyendo…

22
ene 2009
SECCIÓN Opinión
COMENTARIOS 6 comentarios
ETIQUETAS

, , , ,