La estela de Deulofeu

Cuando en el minuto 61 Gerard Deulofeu abandonaba el terreno de juego sustituido por Juan Muñiz, dejaba también atrás una estela de cambios de ritmo y cabalgadas firmes con el balón muy cerca de su bota derecha. Una concentración de juego que hizo muy dependiente a su equipo que, tras los típicos pases de transición, buscaba y volcaba buena parte de las acciones de ataque en este media punta, dos años menor que la mayoría de compañeros y rivales.

Seguir leyendo…