Lo que supone

Unas últimas palabras. En las mentes de los aficionados y jugadores del Athletic se aparecen, como reflejos de una realidad pasada, los ecos del discurso motivacional de su técnico. Unos, protagonistas directos, y otros, porque alguien les dijo que una fanfarria dialéctica erigió el último impulso hacia el terreno de juego, querrán colgarse de la luna y no bajar jamás.

Seguir leyendo…