Ayoze Pérez / Carvajal / Suso

F01041013

311La velocidad, la cualidad aferrada al tópico. Porque siempre ha sido hoy: “en el fútbol actual la velocidad es clave”. Una expresión tendente a separar conceptos, cuando estos deben ir unidos. La velocidad no es otra cosa que una forma de sorprender al rival, con el objetivo de acabar superándolo. Puede ser tanto física como mental, con el condicionante de que al aplicar la primera en el juego solo será efectiva en la mayoría de las veces si lleva intrínseca algo de la segunda. Ayoze Pérez (Santa Cruz de Tenerife, 23/7/1993), un jugador rápido, sabe perfectamente que parece serlo aún más.

Seguir leyendo…

Isco/Koke/Suso

_1afp2209201320h28m3116_ba0d050d

3(1)Alzó la pierna hasta los límites de su elasticidad. Podría haber sido un control fallido, de la misma forma que algunos creen a conciencia que fue el gesto idóneo e intencionado para prolongar el balón hacia Cristiano. Ya importa poco lo que fuera que buscara Isco (Arroyo de la Miel, 21/4/1992). Hasta su propio entrenador lo interpretó y ha reconocido que preguntó a Zidane por las supuestas reminiscencias del mismo. Desposeído de esa apariencia atlética, aglutina las condiciones del mediapunta clásico, pero es indudable que tiene sus propios matices.

Seguir leyendo…

Cochis es el nombre

El jugador argentino, pequeño, hábil, escurridizo, preciso, gran definidor, además de zurdo. Sorprende ver entre morlacos de edades tempranas, en la irregularidad de esa superficie, la iluminación de un chico que proyecta toda la expresión cultural de su fútbol. En eso se han convertido, en buena parte, las divisiones inferiores en Argentina y Germán Cochis (12/1/1996) es una luz, o esa licencia que permite alumbrar de vez en cuando. Y es también, con seguridad, la evidencia de que antes que ese escenario siguen la calle y una historia (ese pasado).

Seguir leyendo…

El perfil del futbolista modesto

La procedencia marca de forma ineludible la percepción que se tiene de alguien. Para los jugadores, la manida expresión “progresión” dicta la atención y la expectación con la que se les va a observar. Sobra decir que cuando debuta un canterano del Barça la mente viaja hacia la parte con más carga emotiva del juego y lo colocamos en la pasarela de los futbolistas con las mejores cualidades que subjetivamente le queramos dotar.

Pero ese insigne nombramiento no siempre es herencia de la lógica, y todos los que lo merecen no lo reciben a tiempo.

En Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) también se fabrican peloteros. No los decoran con frases evocadoras y lapidarias, pero entienden que de allí puede salir un futbolista. Y ese es uno de los innumerables ejemplos en los que uno se basa para sentenciar que el juego no es propiedad de nadie.

Seguir leyendo…