Koke / Morata / Munir

Atletico-de-Madrid-s-Koke-cele_54404250766_54115221154_600_396

3(1)El Atlético concretó su temporada como sensación en el continente en el último partido de Liga. Atrás quedaron las eliminaciones de Barcelona y Chelsea en Champions, y la victoria en el Bernabéu en Liga. Ningún otro equipo ha alcanzado semejante nivel en Europa a partir de una apuesta concreta de fútbol. Digamos que los demás se han quedado en el camino del intento, también el Madrid, a pesar de contar con grandes plantillas. Koke (Madrid, 8/1/1992) ejemplifica como nadie el juego del equipo: capacidad para presionar, velocidad mental para ver los movimientos de sus compañeros y habilidad para esconder el balón si se tercia. La palabra oficio se eleva como ninguna en su tarjeta como jugador.

Seguir leyendo…

El proceso (Neymar y Deulofeu)

neydeu

El Barcelona acaba de presentar a Neymar y no son pocos los aficionados que rezuman escepticismo. Como también es cierto que muchos de ellos habrán acudido al Camp Nou a vitorear la llegada de una nueva estrella. Esta es una tradición del fútbol local que viene dándose de forma periódica, casi de manera ancestral. Hay cosas que venden y cosas que no, pero volvamos a esa otra realidad interna que se pasea cada vez más por la mente de los hinchas.

Todos esos críticos ven de forma temerosa en el ya ex del Santos un gemelo de aquel Robinho que llegó como llegó al Madrid y se fue como se fue. Para muchos, un jugador lleno de envoltorio y carente de sustancia, que es todo lo contrario de lo que dice la técnica de los tres grandes estandartes del mejor Barcelona de la historia: Xavi, Iniesta y Messi. Más allá de que Neymar sea un jugador con unas grandes posibilidades técnicas, superiores en muchos puntos a las de Robinho, sinceramente, acortaremos convenientemente el camino si no nos detenemos simplemente en las fobias del hincha más acérrimo.

Seguir leyendo…

04
jun 2013
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios

En estado de alerta

La conjugación de calidad con la capacidad de auto exigirse es actualmente la distinción que separa a los equipos próximos al éxito con el resto. El talento puede ser o no difícil de localizar, pero cualquier aficionado sabe quién mueve la baraja hoy. Sin embargo, en esta inquebrantable pareja de factores prometedores, el hermano menor, el trabajo al límite de las prestaciones de uno, puede tambalear el sistema supuestamente establecido.

Seguir leyendo…