El día que estuve con una candidata a Miss Universo

Me encargaré de escribir yo lo que otros, aunque quisieran, no pueden hacer. Tampoco esto me da ninguna ventaja, ni siquiera me asegura recompensa. Pero posiblemente no me vayan a pasar la censura por haber escrito lo mismo que otros ven pero luego no lo pueden hacer. Aunque, quién sabe.

Lo cierto es que el otro día, rondando uno de los locales clásicos de alterne vi una figura de otro mundo. Era bastante tarde y la iluminación en el Áramon no da para descifrar códigos aunque el otro día no hacía falta. Sobre una amalgama de personas se elevaba como una estatua digna de adorar una belleza de ébano. Como un membrillo me puse a su lado y pude sentirme mucho mejor que un liliputiense. Os aseguro que no había visto nunca algo parecido.

Seguir leyendo…

12
mar 2008
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS 2 comentarios