Día, semana, mes y año

 

Era el minuto 91 y el Barcelona reducía diferencias con el Celtic, en una acción que bien puede resumir lo acontecido en el partido de Champions en Celtic Park. Estando dos goles abajo, los blaugrana llegaron hasta casi el área pequeña rival con una serie de combinaciones al primer toque, en  una progresión cadenciosa por el centro del área.

Esas son las formas más naturales de expresión de sus jugadores, pero, ¿era una acción así lo que pedía el momento del partido? Forster rechazó el primer remate de Pedro, pero Messi anotó tras aprovechar la opción que le brindó el guardameta. Quedaban solo dos minutos que no variaron el resultado y tampoco el cariz de las iniciativas del Barça con el balón.

Seguir leyendo…