[Crítica] Agua para elefantes

Crítica de Agua para elefantes

Si a Agua para elefantes (Water for Elephants) hubiese que encontrarle un parecido, el más evidente sería Titanic. Un chico, interpretado por un joven actor de moda, que se enamora de la mujer de un hombre poderoso y malvado en un entorno cerrado y con una tragedia inminente. Para más inri, la historia nos la cuenta en un largo flashback uno de los protagonistas de esa historia de amor, ya anciano.

Jacob (Robert Pattinson) es un joven universitario a punto de licenciarse en Veterinaria en los años de la Gran Depresión. Sin embargo, su vida da un vuelco cuando sus padres mueren en un accidente de coche y él se queda en la calle y con lo puesto. El destino lo lleva a unirse a un circo que dirige con mano de hierro el inestable August (Christoph Waltz). Allí Jacob conocerá y se enamorará de Marlena (Reese Witherspoon), la mujer de August.

Seguir leyendo…