[Crítica] El juego del ahorcado

el juego del ahorcado

Ayer fui a ver el preestreno de El juego del ahorcado, la última película de Manuel Gómez Pereira. El director de comedias como ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?, Todos los hombres sois iguales o El amor perjudica seriamente la salud, cambia de registro para ofrecer un drama ambientado en la España de finales de los 80 y centrado en la relación entre dos jóvenes que pasan por una experiencia traumática.

Sandra (Clara Lago) y David (Álvaro Cervantes) son dos amigos que se conocen desde niños y que siempre se han ayudado y cubierto las espaldas en sus numerosas travesuras. Sin embargo, el rapto y violación de Sandra cambia sus vidas de forma determinante y les mete de lleno en una relación obsesiva y peligrosa.

Seguir leyendo…