Gracias Cracks

A Zidane y Francescoli les han rebautizado como padrinos de un reality televisivo que, visto lo visto, contó con una audiencia razonable. A modo del ya habitual concurso del que sólo podía salir un ganador, pequeñas cápsulas de varios minutos compuestas de escenas dramáticas perfectamente seleccionadas enganchaban cada semana a algún seguidor más con el añadido de un telón de fondo que es fácil de vender: la vida diaria de un equipo de fútbol formado por jóvenes promesas.

En la edición de 2010, chicos de diferentes países (en su mayoría españoles o latinoamericanos) compartieron vivencias con el objetivo (siendo bien pensados) de alcanzar su sueño de ser futbolistas, y el premio era suculento: hacer la pretemporada con el primer equipo del Atlético de Madrid. Y sí, si se hiciera una encuesta sobre la credibilidad de lo planteado, las dudas, seguramente, vencerían a las certezas, pero Cracks TV arrancará su segunda edición en pocas semanas.

Seguir leyendo…