Ya nadie quiere ser favorito

La Copa América de las sorpresas ya tiene semifinalistas. Ese sería un titular sencillo si nos obcecáramos en ignorar que algunos equipos han crecido, algo que pocos esperaban, a lo largo de la competición. Con Argentina y Brasil fuera, Uruguay coge el testigo de jerarquía, objeto que, por lo visto, pocos ya quieren tener en sus manos.

Seguir leyendo…