Isco/Dani Ramírez/Oliver Torres

Con solo veinte años, Isco (Arroyo de la Miel, 21/4/1992) ha logrado un escenario. Tendrá días mejores, y otros peores, pero cada semana o cada dos, un público fiel acude ya a un acto en el que el fútbol se deshace de lo más mundano.  La palabra competición desaparece de las ansias de los aficionados que aguardan a que su joven genio decida diferenciarse del resto con ristras de arabescos. Con ese andar que no es estético, hasta que asciende gracias a ese posterior control al mirador de esos pocos que deciden cómo y cuándo. De aquellos que improvisan sin que se note una variación en el papel.

Seguir leyendo…