[Crítica] Daybreakers

Daybreakers nos sitúa en un futuro cercano en el que los vampiros controlan completamente la sociedad. En ese mundo, la raza humana es casi una rareza y sus miembros son perseguidos y cazados para el sustento de los vampiros. La escasez de humanos también implica una escasez de sangre y la falta de sustento, especialmente en las clases bajas de la sociedad, hace que los vampiros se transformen en criaturas salvajes y peligrosas.

Edward Dalton (Ethan Hawke) es un hematólogo que trabaja para una gran corporación farmacéutica dirigida por Charles Bromley (Sam Neill) que busca un sustituto viable para la sangre que acabe con los problemas de alimentación de la población. Una noche entra en contacto con un grupo de humanos fugitivos y gracias a un antiguo vampiro, Lionel Cormac (Willem Dafoe), descubre que existe una cura para el vampirismo.

Seguir leyendo…

24
mar 2010
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

,