Frente a frente

Segundo asalto, porque casi ya no se puede decir que esto sea otra historia. De alguna manera todo está enlazado: que si Cruyff dice que el Real Madrid siempre representó otra cosa, que si hasta Di Stefano dijo basta después de ver lo del sábado. Hoy, como en ningún otro envite de los cuatro, los protagonistas tendrán más cara de victoria o de derrota. Cuando el árbitro pite, alguien besará el trofeo entre sus manos.

Seguir leyendo…