Dos semanas después…

Por si las moscas, valía la pena esperar quince días para hacer una valoración de lo sucedido. Algunos nos llaman osados, pero estar horas y horas viendo y olfateando te permiten tener una perspectiva a la que, como mínimo, uno ha de ser fiel, aunque nadie esté eximido de equivocarse.

José Campaña, sí, el primero, porque ha jugado una final mayúscula; porque ha dado un paso al frente; y porque a él, el veterano y principal responsable de salvaguardar el estilo, y a nadie más cabe el honor que servir de enlace con lo que ha pasado y lo que sucedió hace dos semanas.

Seguir leyendo…

Era cuestión de elegir

Iniesta

“Ya sois los mejores si no ganáis, pero si ganáis seréis eternos”. Las palabras de Pep Guardiola, antes de la prórroga en la Final del Mundial de Clubes, nos sirven hoy para destejer ese camino que forman las horas previas a la gran final de la Euro 2012. Pocos minutos después de aquellas recordadas palabras, el Barcelona encadenaría seis títulos en un año irrepetible, porque los ciclos en los clubes suelen cerrarse así, por ejercicios.

Seguir leyendo…

El aburrimiento

Cada vez que se ve a Pirlo avanzar con la pelota controlada frente a los ingleses, solo cabe asimilar que nadie ha entendido nada.  Una potente lluvia de opiniones con o sin criterio forma una cortina frente a este panorama para que la bandera de un estilo sea una simple gota más que se pierde en la inmensidad de este suelo que pisamos de cualquier manera. Para empezar, hay muchos que olvidan de dónde se viene.

Seguir leyendo…

Cuando ya no quede nadie

¿Cuánto daño provoca una derrota? Antes de responder habría que alejarse irremediablemente del dolor momentáneo. Con las heridas recién abiertas, y la rabia y los sentimientos visibles, cuesta atinar para ponerse una venda, así que el dramatismo del momento no puede ser la raíz de lo que construiremos después, porque es posible que ya no nos haga tan felices como lo que nos trajo hasta aquí.

Seguir leyendo…