Paco Alcácer / Koke / Deulofeu

El-delantero-del-Valencia-Paco_54404914861_54115221152_960_640

3(1)El espíritu de las grandes remontadas forjadas en los 70 y los 80 tenían indudablemente un fundamento de pertenencia. Alcanzar ese estado de levitación en pos de un objetivo casi imposible requería de una afinidad con esos colores que prácticamente traspasara la piel. El mayor ejemplo era aquel Real Madrid, en el que muchos eran canteranos o jugadores que nada más llegar de otros clubes se integraban de la misma manera que si hubiesen surgido de la antigua Ciudad Deportiva. Este último no es el caso de Paco Alcácer (Torrent, 30/8/1993), que lleva desde infantiles en el Valencia y que el pasado jueves rememoró esas noches legendarias en las que el secreto estaba en el convencimiento de haber superado la ronda antes de que el árbitro señalara el inicio.

Seguir leyendo…

Koke / Gerard Deulofeu / Oliver Torres

2014_03_29_12

3(1)Recibió unos elogios… ¿Desmesurados? A punto de jugarse una eliminatoria tan importante, como  la que más para su club en las últimas décadas, Xavi Hernández tuvo palabras hacia él que a cualquiera le pueden sumir en un mar de responsabilidad o simplemente descentrarle. El irrepetible centrocampista del Barça se refirió a koke (Madrid, 8/1/1992) como “la batuta de la selección española durante los próximos 10 años”, y la realidad es que el madrileño juega, demostrando su versatilidad, en una posición más adelantada. Cuando lo ha hecho atrasado ha dado equilibrio y apoyo, pero no esa velocidad de balón del catalán. Pero si al oír las palabras de Xavi actúa de la misma forma que cuando Simeone le indicó dónde iba a jugar con él, seguramente seguirá labrando su buen porvenir.

Seguir leyendo…

Deulofeu / Oliver Torres / José Rodríguez

Gerard-Deulofeu-Everton

311El peligro de la jugada decisiva es el riesgo, por su insistencia, de acotar las posibilidades de un jugador con muchas condiciones para este juego. En el año en que se cumplen 50 desde la llegada de Alfredo Di Stéfano a España, cabe recordar la simplificación que ha vivido el fútbol en los últimos años. No se sabe si Deulofeu (Riudarenes, 13/3/1994) tiene hoy en Roberto Martínez a un Pedernera que le explique aquello de “venga acá, atrás, a jugar con nosotros”. Sin duda, puede hacerlo, otra cosa es que él mismo y el contexto se lo permitan. El hoy y el aquí se ha convertido en el centro de todo, y no es así.

Seguir leyendo…

Deulofeu / Ayoze Pérez / Santi Mina

deulofeu-arsenal-everton--644x362

311Los focos que giran presuntamente solo por el interés de la audiencia son cualquier cosa, y mucho más sospechosos. Lo fidedigno, aquello que realmente pueda ser determinante, sería un ligero oleaje, marginal y muy alejado de esas corrientes de opinión prácticamente dominantes que representan a la selección española como un equipo en una situación no muy alejada de recibir el toque de gracia, por una estructura que caduca. Los grandes campeones cansan, y cansan mucho más a las corrientes dominantes. Es cierto que la realidad muchas veces se ve engullida por estas tendencias inducidas, pero la debilidad moral y la escasez de inquietud por trasladar a un equipo a un presente en el que pueda competir con aquellas mismas aspiraciones también tendrían tanto o más peso en su declive. Energía. España necesita ese plus que alongue el campo, ese que Diego Costa, Isco o Deulofeu (Riudarenes, 13/3/1994) pueden aportar.

Seguir leyendo…

Deulofeu / Oliver Torres / Luis Fernández

Gerard-Deulofeu-fue-un-constan_54381234558_54115221152_960_640
3(1)Deulofeu (Riudarenas, 13/3/1994) es un buen chico que se lleva bien con sus compañeros. Cualquiera lo diría, pensará alguno irónicamente. Siempre empecinado en esa carreras individuales, insistiendo en el gol que deja atrás a una retahíla de rivales. Parece estar peleado con todos y retando permanentemente al mundo. Y lo cierto es que solo él sabe por qué lo hace. Puede que haya llegado el momento de preguntarse si vale la pena intentarlo una y otra vez. Si ya ha demostrado que puede hacerlo hasta de forma cotidiana, ¿no es momento de dar paso a ese otro fútbol que también tiene? Intentar vehementemente marcar el gol que desparrama contrarios provoca un desgaste en él y en el equipo, y simplifica innecesariamente el juego de ambos. Esa jugada anhelada por muchos es el fruto de la espontaneidad, no hay que forzarla, porque en esa naturaleza está el encanto de la misma.

Seguir leyendo…