Dos semanas después…

Por si las moscas, valía la pena esperar quince días para hacer una valoración de lo sucedido. Algunos nos llaman osados, pero estar horas y horas viendo y olfateando te permiten tener una perspectiva a la que, como mínimo, uno ha de ser fiel, aunque nadie esté eximido de equivocarse.

José Campaña, sí, el primero, porque ha jugado una final mayúscula; porque ha dado un paso al frente; y porque a él, el veterano y principal responsable de salvaguardar el estilo, y a nadie más cabe el honor que servir de enlace con lo que ha pasado y lo que sucedió hace dos semanas.

Seguir leyendo…

Tras la efigie de Deulofeu

Son pocos los jugadores que marcan ostentosamente el juego de un equipo. Tanto por la brillantez de sus gestos o por como desde ese estilo dan coherencia a todos los movimientos de sus compañeros, es escasa la aparición de futbolistas de esa jerarquía. Pero los hay. Y una gran cantidad de ellos se muestra natural en su forma de procesar el juego, y los otros son los de aquello que equivaldría al silencio en la música, lo que en el fútbol es la parada para mirar al rival de frente.

Unos son naturales en su proceder y otros interrumpen su acción como modo de enfatizar y de hacerse notar, recalcando su jerarquía.

Seguir leyendo…