Carvajal/Diego Rico/Unai López

article-0-1BD30B93000005DC-304_634x423

3(1)Dejó atrás una semana de selecciones más que digna, y el regreso a su club supuso un espaldarazo hacia la titularidad. Atento y activo, a Carvajal (Leganés, 11/1/1992) es difícil sorprenderle en pleno desafío. Al igual que jugadores como Javier Mascherano o Carles Puyol, cada uno en su rol, el madridista es de esos que aumenta su cotización en cuanto el árbitro señala el inicio. En los momentos de exigencia, en que el sentido de la responsabilidad ha de aflorar, apelan a su sentido más básico, quizás más consencuente que el del resto, y es con esa energía tan especial con la que se ganan a un público que quiere tenerlos para siempre en su equipo.

Seguir leyendo…

Espíritu libre

Lo había visto entrenar, pero nunca lo había podido apreciar en directo en un estadio. Todas aquellas cosas que se le intuyen, porque de lo que nos muestran las cámaras sobra análisis, son ciertas. A veces, como aquel niño que se separa del grupo y le da la impresión de esquivo, provoca rechazo. Ya no es curioso que se haya tenido que ir lejos de casa para que todas estas lagunas fueran perdonadas. Esos vacíos, que son primero de él, se le permiten porque de la más profunda desgana brotan en algunos momentos las mejores iniciativas. Yo ya sabía que era así y tal vez por eso no podía ver como Messi se enfrenta al fútbol y a la vida.

Seguir leyendo…

15
feb 2012
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

,

El reconocimiento

Yo puedo saber qué es el reconocimiento; saber valorar la diferencia entre unos y otros. O yo no soy alguien con una capacidad especial de discernir…

Capitanes, seleccionadores y corresponsales de France Football ya han hablado. Aficionados, miles, millones de ellos discuten desde hace unas cuantas horas la decisión por el Balón de Oro. Y podéis decir lo que queráis, ha ganado el mejor. Desde Maradona no ha nacido un jugador con esa capacidad de hacer estallar defensas, con un regate que parte desde la mayor hermandad del balón con el pié izquierdo. Leo Messi sólo tiene 23 años, ha ganado seis títulos en un año y, a su edad, ya ha emulado el gol en el Azteca, pero en otros escenarios menores.

Seguir leyendo…