Bien vale una derrota

Con la eliminación de la Selección de Fútbol en estos Juegos Olímpicos se cierra simbólicamente un círculo para cerciorarse de que esta competición integral no se nos da tan bien, y eso sí habla de la realidad de nuestro deporte, algo que no es tan malo. Nos centraremos en el fútbol, porque España es buena en aquellos deportes que su gente sigue con pasión y eso ya es un mérito, aunque no exima de la derrota. Y no nos engañemos, algunos ya la estaban esperando.

La cosa no pintaba bien, porque desde múltiples púlpitos se le quería otorgar al equipo de Milla un título que no casaba con la realidad. Unas fechas que no concuerdan con el biorritmo del jugador español; unos rivales variopintos, con más o menos jerarquía, por las procedencias y las edades de sus jugadores; y una carga emocional extra, por diferentes sucesos, no han sido suficientes para hacer ver que este equipo necesitaba más sosiego que emotividad. Milla lo intentó en los primeros días, pero la vorágine era mucho más grande.

Seguir leyendo…

Desde las dudas

La Selección Olímpica se juega hoy buen parte de sus opciones de pasar a la Segunda Fase en estos Juegos Olímpicos de Londres. En una ironía del destino, Honduras, como ya ocurriera en el Mundial de Sudáfrica, es el rival  que ha de servir para cambiarle la cara al equipo, aunque la diferencia entre estos dos conjuntos no es la que había entonces, entre aquellos combinados absolutos. Esta selección de Milla es un equipo joven que ya ha hecho cosas interesantes pero al que se le ha colocado en un brete complicado. Así que si salen victoriosos de la de esta noche, habrán dado un paso firme en su aprendizaje.

En este trance, reinan, sobre todo, las dudas en referencia al estilo de juego. Esa es la crítica que evidentemente más ha dolido al seleccionador. El haber colocado a dos delanteros, habitualmente referencias (Adrián y Rodrigo), en el partido frente a Japón, además dos mediocentros clásicos (Javi Martínez y Koke), sirvió para que una buena parte de la prensa cargara contra un planteamiento que entendía antinatural.

Seguir leyendo…

Por un poco de oxígeno

Las caras de Oriol y Domínguez eran un poema durante los últimos minutos del encuentro frente a Japón. La Selección Olímpica sucumbió por esa asfixia que primero afecta a las piernas y después al cerebro. La imagen más representativa de lo sucedido en Glasgow fue la que mostró el prometedor mediocentro del Chelsea, Oriol Romeu, que solo disputó la última media hora, pero que no pudo seguir el ritmo de los delanteros nipones que ya llevaban desde el inicio del partido dando guerra.

España pudo recibir algunos goles más en esos últimos minutos, y la impotencia de los defensores que dirige Milla dejaba esa sensación de súplica de una tregua ante la velocidad y la explosividad de los asiáticos. Y hoy España no solo mostró una condición física muy inferior a la de su rival, sino que tampoco tuvo la paciencia y la frialdad necesaria para salir airosa del choque.

Seguir leyendo…

Tocando en su rancho

Aún sabiendo de la dificultad que presentaba el rival, la Selección Olímpica (1-0) hoy si entonó una melodía semejante a la que busca. México no solo cuenta con un buen puñado de jugadores, sino con una idea de fútbol que desemboca en un enfrentamiento en el que España asume de forma más natural las dificultades que se le proponen.

Es evidente que Javi Martínez, estelar escudero en el Carranza, Mata y Alba le dieron más cuerpo al equipo, pero la mayoría de sus compañeros todavía no cuentan con la frescura precisa, debido a una preparación que viene de una verdadera pausa en la actividad. Por eso, por ese punto de velocidad física y mental, España no pudo obtener un resultado mejor ante una selección mexicana que ayer se encontró con algo que intenta asemejarse al paradigma de juego que también pretenden. De alguna manera las dos selecciones ansiaban lo mismo, y aunque el talento estaba bien repartido, dio la sensación de que España lleva más tiempo repasando la lección.

Seguir leyendo…

El triunfo del Athletic

Aún bajo los ecos de la clasificación en la Europa League, y el deslumbramiento que supone ver al Manchester United en el horizonte, pica a la curiosidad el saber cómo estarán asimilando los jugadores del Athletic las convocatorias que se han dado a conocer esta mañana en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. No es noticia que el Barcelona acumule once citados entre la selección mayor y la olímpica, lo que llama la atención es la llamada de ocho jugadores del Athletic, con Iker Muniain en las portadas, requerido por Vicente del Bosque con tan solo 19 años.

Seguir leyendo…